Los Presupuestos de Fomento: más dinero para mantener carreteras que para obra nueva

Fomento enfría la salida ferroviaria sur de Vigo y asegura a En Marea que se coordinará con Lisboa para incluir Vigo-Oporto en la red transeuropea. El ministerio teme que la liberación del peaje de Redondela genere congestión de tráfico en los accesos a Vigo.


redacción / la voz

Oficialmente, el Ministerio de Fomento no da pistas sobre el rumbo que tomarán en Galicia los Presupuestos Generales del Estado, que este viernes aprueba el Consejo de Ministros y que el lunes entrarán en el Congreso para enfrentarse a un futuro incierto. Las pistas llegan de sus socios preferentes de gobierno, en este caso de En Marea. La diputada Alexandra Fernández mantuvo ayer una reunión con el secretario general de Infraestructuras, José Javier Izquierdo Roncero, quien le adelantó que, por primera vez en unos presupuestos estatales para la comunidad, el dinero destinado a conservación, mantenimiento y seguridad de la red de autovías y carreteras será superior al destinado a obra nueva. Los años de la crisis fueron terribles para las rutinas de conservación en todo el país, pero en Galicia el estado de los viales se agravó más por el efecto del mal tiempo. Desde que el nuevo ministro, José Luis Ábalos, llegó a Fomento dejó claro que la conservación de la red viaria estaba en valores preocupantes y que su departamento iba a realizar un importante esfuerzo inversor en este ámbito, que influye decisivamente en la seguridad vial. «Encontramos la red en estado muy crítico», reconoció Izquierdo Roncero, un diagnóstico compartido por En Marea, que solicitó estas inversiones de manera expresa.

Además, Fomento no tiene un gran número de obras en marcha en Galicia en el negociado de carreteras, al menos no como en otras épocas. El principal proyecto en marcha son los tres tramos en obras de la autovía Santiago-Lugo (A-54), adjudicados por 264 millones. También se trabaja en la circunvalación de Pontevedra (A-57), la mejora de la seguridad en la autovía O Porriño-Vigo, la remodelación del enlace de Puzo en la A-52 y en el acceso a la Ciudad de la Cultura desde la AP-9 en Santiago.

Alexandra Fernández no salió de la reunión muy optimista respecto a la liberación del peaje de Redondela, negociada por el anterior Ejecutivo con la Xunta. Fomento prevé serios problemas de tráfico en los accesos a Vigo si este tramo termina siendo gratuito. Pero aún está a la espera de distintos informes. Como era previsible, enmendarán en el Congreso el posible rescate de la AP-9, que consideran inasumible después de la decisión del Gobierno de Aznar de ampliar la concesión 25 años

Vigo-Oporto

Alexandra Fernández también arrancó el compromiso para que el Gobierno español se coordine con el portugués para hacer fuerza conjunta en las instituciones europeas de cara a que se incluya el tramo ferroviario entre Vigo y Oporto en la red transeuropea de transporte de mercancías, en la que Galicia estaría integrada cuando este año culmine la revisión emprendida por la Comisión Europea. «É un paso importante que o Goberno se comprometa con esta infraestrutura», aseguró Alexandra Fernández al término del encuentro celebrado en el ministerio.

En cambio, Fomento enfrió la idea de retomar el proyecto de la salida sur de Vigo, crucial para la comunicación ferroviaria con Portugal. Explicaron que se trata de un estudio informativo «muy conflictivo», con múltiples alegaciones desde distintos ámbitos. El proyecto se paró en el 2010, en plena crisis, y desde entonces no han surgido alternativas.

El secretario general de Infraestructuras mantuvo el plazo comprometido para el AVE: terminar las obras en el 2019 y ponerlo en servicio en una fecha no determinada del 2020, cuando se terminen las pruebas.

El mal estado del firme obliga a reparar 422 kilómetros y a reducir la velocidad en tramos críticos

pablo gonzález

Fomento acomete actuaciones urgentes para restaurar las carreteras más deterioradas

Desde la llegada de José Luis Ábalos a la cúpula del Ministerio de Fomento, la conservación y, por tanto, la seguridad en las carreteras, se ha establecido como una de las prioridades de su departamento. El propio ministro explicitó, en su reciente comparecencia parlamentaria, que uno de los principales objetivos de la Dirección General de Carreteras sería la conservación. Será una «prioridad inversora», al tiempo que se impulsarán «un conjunto de actuaciones urgentes que hagan frente a la caída de la inversión de un 27 % en esta materia en los últimos años».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los Presupuestos de Fomento: más dinero para mantener carreteras que para obra nueva