Polémica por la venta de hórreos gallegos en páginas de Internet

maria cedrón REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Los hórreos construidos antes de 1901 están protegidos por Patrimonio
Los hórreos construidos antes de 1901 están protegidos por Patrimonio Pixabay

La Asociación para a Defensa do Patrimonio Galego advierte de que el traslado de hórreos declarados BIC requiere una autorización de la Xunta y hacerlo sin permiso puede infringir la ley

21 oct 2019 . Actualizado a las 19:58 h.

Eran la despensa en la que se almacenaban los alimentos alejados de la humedad. También el lugar en el que los ganaderos guardaban las mazorcas con las que alimentar el ganado. Hace años que los hórreos han perdido la función para la que fueron construidos, pasando a formar parte del patrimonio etnográfico de comunidades como Galicia, Asturias o Cantabria. Los construidos antes de 1901 son Bienes de Interés Cultural (BIC) y cada vez son más los anuncios de venta que circulan por Internet. Uno de los hallados ayer al bucear en la red mostraba, por ejemplo, la foto de uno de ellos en ruinas, acompañado de este mensaje: «El comprador se encarga de desmontarlo y transportarlo». Ante la proliferación de este tipo de anuncios desde la Asociación para a Defensa do Patrimonio Cultural Galego advierten de que ese tipo de anuncios «pueden estar infringiendo la Lei de Patrimonio Cultural de Galicia, que en su artículo 91 los define como parte del patrimonio etnológico de Galicia, y en el artículo 92 los califica de Bienes de Interés Cultural (BIC)».

Uno de los asociados del colectivo, dicen desde la asociación, denunció la publicación de 12 anuncios de venta de hórreos gallegos en una aplicación online en el apartado correspondiente habilitado por la aplicación para denunciar anuncios. Lo que le contestaron, añaden, fue: «Hemos visto que no infringe las condiciones de uso de nuestra aplicación».

Captura de la página de Facebook de la Asociación para a Defensa do Patrimonio Galego
Captura de la página de Facebook de la Asociación para a Defensa do Patrimonio Galego

Ante tal respuesta, desde la asociación no discuten que los anuncios no infrinjan las condiciones particulares de la aplicación, pero recuerdan que pueden estar infringiendo la normativa gallega que afecta a los BIC.