Respuesta fría al órdago de Podemos para refundar En Marea sin Villares

EU recuerda que dejó el partido antes de las primarias y Anova lo analizará en asamblea

La dirección de En Marea se constituyó el 29 de diciembre sin los críticos
La dirección de En Marea se constituyó el 29 de diciembre sin los críticos

santiago / la voz

Una ligera sensación de hartazgo parece contagiar incluso a los dirigentes del sector crítico de En Marea, que no acudieron raudos y veloces a la llamada de Podemos Galicia para refundar el proyecto dejando al margen a los villaristas. Anova se remite al próximo consello nacional del partido, en el que se abordará la cuestión. Por su parte, Eva Solla, coordinadora nacional de Esquerda Unida, recordó en una entrevista en Radio Galega que esta formación ya se colocó al margen del partido instrumental incluso antes de las primarias porque estas se desarrollaron sin que existieran «condicións democráticas» ni «garantías», de lo que culpa ?coincidiendo con Podemos? a la anterior coordinadora de En Marea, con Luís Villares al frente. «Dun proxecto ilexítimo sae un resultado ilexítimo», dijo la dirigente de Esquerda Unida, que añadió que el trabajo en el que está inmersa ahora la organización es la elaboración de las candidaturas municipales contando con fuerzas afines como Equo, Podemos «e outros actores».

Solla cuestionó incluso la conveniencia de que Villares siga siendo el portavoz parlamentario, aunque recalcó que esa era una decisión que tenía que tomar el grupo. En todo caso, desligó el partido instrumental, del que EU ya se desmarcó, del trabajo parlamentario, en el que los diputados tienen «unha responsabilidade». Una contradicción, la de ser diputado de una marca de la que su partido reniega, que Solla enmarcó en las circunstancias de la llamada unidad popular. «A confluencia é un proxecto dinámico no que se vén traballando desde o 2012, dende o nacemento de Alternativa Galega de Esquerda», recordó.

Un proyecto que dista mucho de estar perfilado, porque frente a lo dicho por Solla y a lo que un día antes argumentó Podemos para desautorizar a la dirección de En Marea y pedir su dimisión, Gonzalo Rodríguez, de la coordinadora saliente, llamó la atención sobre el hecho de que el sector crítico «diga que marcha por irregularidades no proceso electoral, cando a súa propia auditoría non demostra ningunha irregularidade», en relación a que el estudio presentado por Podemos se refiere a fallos de seguridad pero no concluye que se hayan alterado los resultados.

Disgusto de perdedores

También Villares quitó importancia al resultado de la auditoría. Reconoció que «non hai un sistema infalible», pero recalcó que no se constató irregularidad alguna. El portavoz de En Marea restó, además, validez a ese informe porque «non entrou na plataforma nin nada, fíxose por teléfono» y recordó que la dirección de En Marea presentará una auditoría propia del proceso, pero que todavía se estaba elaborando porque «se o fas por teléfono acabas antes, pero as auditorías serias levan o seu tempo».

Villares pidió «responsabilidade» a Pablo Iglesias y a Gómez-Reino por su propuesta de refundar En Marea al margen de la coordinadora saliente, a la que culpan de las irregularidades en las primarias. «Pídolle á dirección de Podemos que respecte o resultado votado en Galicia pola xente de En Marea». A su entender, las bases de Podemos no quieren irse de En Marea, como demostraron con su participación, y piensan que «este é o proxecto de futuro». Para Villares, la estrategia de Podemos tras las primarias no es más que «o desgusto de quen contaba con gañar e perdeu». Y concluyó: «Este é un grande instrumento para transformar este país e non entendemos que interese pode ter alguén en rompelo».

Más información

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Respuesta fría al órdago de Podemos para refundar En Marea sin Villares