El Gobierno matiza ahora que los plazos del AVE están sujetos «a incidencias inherentes a las obras»

Mantiene que las obras se terminarán en el cuarto trimestre del 2019 y que inmediatamente después se iniciará el período de pruebas


Redacción/La Voz

En vísperas de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado en el Consejo de Ministros, el Gobierno se cura en salud respecto a los plazos comprometidos para terminar el nuevo acceso ferroviario de alta velocidad a Galicia, un compromiso que negoció el anterior Ejecutivo de Rajoy con la Xunta y que el actual ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha asumido como propio. En una respuesta a la diputada de En Marea Alexandra Fernández, el Ejecutivo de Pedro Sánchez certifica que el plazo de finalización de las obras en el tramo Pedralba de la Pradería-Taboadela-Ourense, el último que quedaría para poner en servicio la línea, sería el cuarto trimestre del 2019, tal y como estaba previsto. Pero con un matiz: en la respuesta se aclara que el plazo «está sujeto a incidencias inherentes a las obras», una precaución que parece lógica ante la complejidad de los trabajos. Las dificultades que más temen los técnicos ya no están en los túneles de la montaña ourensana, todos prácticamente terminados, sino en el tramo Taboadela-Ourense, donde hay que adaptar la vía actual a los parámetros de alta velocidad manteniendo en lo posible la circulación normal de trenes. Estas obras suelen complicarse, como sucedió en otras ciudades a la hora de integrar la alta velocidad en su red urbana.

La respuesta, fechada el pasado 3 de de diciembre, explica que el tramo inmediatamente anterior, entre Zamora y Pedralba, se finalizaría antes de que terminara el 2018, también con la prevención de que pueden surgir imprevistos en los trabajos. La Voz ya ha publicado que las obras -en realidad los últimos retoques- continuarán durante las primeras semanas de enero y que el inicio del período de pruebas será a finales de este mes. Los retrasos son por tanto técnicos y sin apenas relevancia sobre los compromisos cardinales.

 Mientras, el delegado del Gobierno, Javier Losada, en una visita a Lugo, explicó que el Gobierno «mantiene su compromiso con las comunicaciones ferroviarias» de esta ciudad. Losada aseguró que este año -con la apertura del tramo entre Zamora y Pedralba- se acortará en 87 minutos el recorrido entre Lugo y Madrid, que será de 5 horas y 2 minutos. En el 2020, afirmó, se reducirá a 3 horas y 47 minutos tras la puesta en servicio de los tramos del AVE en ejecución.También avanzó que el protocolo ha sido actualizado por el actual Ejecutivo y será rubricado en las próximas semanas. La estación tiene una inversión que ronda los 30 millones de euros. Este tramo ahorrará una media de 50 minutos en el viaje a Madrid desde las principales ciudades gallegas.

 Mientras, el ADIF continúa gestionando contratos para que el AVE llegue a Galicia, por un importe total de 8,2 millones. Cerca de la mitad de este dinero es para la adjudicación de la construcción de la base de montaje de Meamán (Ourense) y sus instalaciones auxiliares para el montaje de vía. También se han licitado por 4,6 millones las obras de ejecución y el mantenimiento, por un período de 24 meses, del telemando de energía. Este telemando es responsable del control y gestión de los elementos relacionados con el suministro de energía eléctrica, tanto para la tracción de trenes como para el funcionamiento de equipos e instalaciones a lo largo del trazado ferroviario. 

A finales de enero se inician las pruebas en el tramo del AVE que ahorrará 50 minutos

pablo gonzález

Se pondrá en servicio en alguna fecha indeterminada del 2019

Las obras en el tramo entre Zamora y Pedralba de la Pradería, a las puertas del límite con Galicia, se terminarán según lo previsto, con un ligero retraso técnico sobre el plazo de diciembre del 2018. Las obras de montaje de vía, catenaria e instalaciones de seguridad están en la recta final, mientras se apuran los retoques de última hora para iniciar las distintas pruebas que debe superar la infraestructura para su puesta en servicio, en una fecha aún indeterminada del 2019. Será entonces cuando en el viaje a Madrid desde las principales ciudades gallegas se ahorren unos 50 minutos de media, según los datos proporcionados recientemente por el Ministerio de Fomento.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El Gobierno matiza ahora que los plazos del AVE están sujetos «a incidencias inherentes a las obras»