Bóveda, un frío como el de Moscú

El frío extremo se instala en Galicia

El frío extremo se instala en Galicia Calvos de Randín llegó a los ocho grados negativos. En el sur de Lugo las máximas apenas superaron el grado positivo. Y se espera más frío para mañana

El 2019 ha comenzado con un dominio contundente del anticiclón de las Azores. Está localizado sobre el Reino Unido, con una presión muy alta, que alcanza los 1.044 milibares. Su poderosa influencia mantiene el cielo muy limpio en las cuatro provincias. Solo se forman nieblas matinales en el sur de Lugo y nubes de estancamiento en la costa norte lucense, aunque la poca humedad que se forma es de carácter permanente. El efecto de las altas presiones y la ausencia de viento evita que las nubes bajas se disipen, ni siquiera durante las horas centrales del día, cuando el astro rey está más alto sobre el horizonte.

Como el sol no calienta la superficie, las temperaturas en algunas localidades, como en el municipio de Bóveda, son extremadamente bajas. Ayer el valor más alto fue de tan solo 1,4°. MeteoGalicia ha explicado en su cuenta oficial de Twitter que estos días el frío de Bóveda supera al de Berlín y rivaliza directamente con el de Moscú, donde la máxima fue de -1º. Además, la cifra de la sensación térmica estuvo por debajo del valor real que marcaba el termómetro. Los habitantes de Bóveda conviven con una sensación de frío que en ningún momento supera 0,2°. El proceso que desencadena este frío extremo arranca de noche. El peso de la atmósfera, que siempre es más elevado con situaciones anticiclónicas, bloquea el aire sobre el suelo.

Ese aire se va enfriando a medida que transcurre la madrugada, hasta que la humedad que contiene condensa y forma la niebla. Las nubes bajas deberían deshacerse al mediodía, cuando el sol aprieta, pero el anticiclón no lo permite. La configuración atmosférica actual favorece también que las mínimas se desplomen. Ayer los valores nocturnos alcanzaron los -8,2° en el municipio ourensano de Calvos de Randín. En las cuatro provincias se registraron cifras negativas y las heladas fueron generalizadas.

 [@twitter::https://twitter.com/MeteoGalicia/status/1080876572431863808]]

Una oscilación térmica de 26°

El cielo despejado influye en que las temperaturas de noche sean extremas y que las diurnas puedan alcanzar al mediodía valores muy agradables en muchas zonas. Ayer, el mercurio ascendió hasta los 18,4° en la localidad ourensana de Entrimo, y hasta los 17,8° en Pontevedra. El termómetro oscila actualmente más de 26 grados entre la máxima más alta y la mínima más baja.

Un fin de semana muy gélido

Según los modelos meteorológicos, el anticiclón no se moverá de su sitio a corto plazo. El tiempo seguirá siendo por tanto seco, pero muy frío. Este fin de semana, en el que Galicia recibe a los Reyes Magos, el cielo permanecerá despejado en toda la comunidad, salvo en la provincia de Lugo, donde se esperan nubes bajas en A Mariña y nieblas en el sur. Las temperaturas máximas se mantendrán suaves, pero las mínimas serán todavía más bajas, ya que la tendencia apunta a un descenso progresivo que podría obligar a la Aemet a activar avisos por temperaturas extremas, como ya hizo el pasado miércoles en la provincia de Ourense. Sus majestades de Oriente tendrán que repartir los regalos soportando valores de hasta diez grados bajo cero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Bóveda, un frío como el de Moscú