Villares tiende la mano a Noriega y este amaga con irse con Colau

El regidor santiagués se siente seducido por las tesis municipalistas de los comunes para las europeas


santiago / La Voz

Luís Villares, que quiso disimular inútilmente la cruenta guerra interna con una campaña integradora, insistió en su empeño cuando se supo ganador. «Todas as sensibilidades van ter representación» en el próximo consello das mareas, dijo. Y mantuvo la mano tendida hacia los críticos, sobre todo hacia los alcaldes, porque sus diferencias con Podemos no las disimula tanto. «Tendémoslle a man aos alcaldes do cambio», aseguró. Pero los alcaldes no parecen interesados en coger el testigo. Ya lo dejó caer su candidato, David Bruzos, cuando no ocultó que la posibilidad de que el sector crítico abandone «o espazo» es bastante plausible. Pero por si quedaba alguna duda, un tuit publicado por el alcalde de Santiago dejó entrever que, al menos Martiño Noriega, no tiene intención de seguir compartiendo partido con Villares y su equipo.

En ese mensaje, el regidor compostelano se hacía eco de la estrategia del partido de Ada Colau para las elecciones europeas, que situó al número dos de Barcelona en Comú, Gerardo Pisarello, como candidato dentro de la lista de Unidos Podemos, con un proyecto claramente municipalista que seduce a Martiño Noriega. «El futuro será municipalista o no será», dijo Pisarello, y el regidor compostelano le envió «azos na túa nova andaina» y reconoció que «o espazo que habite o germà Pisarello sempre será un espazo mellor (e alí estaremos nós representados de xeito digno)». Es un adelanto de las intenciones de Noriega, aunque está por ver cómo germina, y también si los demás alcaldes gallegos del cambio, y con ellos la dirección de Anova, se suman a un proyecto que tiene como principal objetivo que la agenda municipalista y los problemas que comparten hoy en día las ciudades tengan voz en Europa. Es, desde luego, un proyecto eminentemente urbano y urbanita.

El trozo del pastel

Pero hay una clave importante en ese proceso. Unidos Podemos ya tiene avanzada su lista para las europeas, en las que el trozo de tarta que le corresponde a sus socios los comunes lo ocupará, previsiblemente, Gerardo Pisarello. Es de suponer que también habrá otro trozo para el socio gallego, En Marea. Pero cuando hace unos meses se avanzaron los primeros puestos de esa candidatura, Luís Villares expresó su malestar por que la decisión se hubiese tomado de forma unilateral. Fue entonces cuando el juez en excedencia dijo que «En Marea non é un satélite de Podemos». E incluso aventuró otras posibles alianzas para ir a Bruselas, como Compromís.

Pablo Iglesias tiene interlocución directa con Gómez-Reino y con Yolanda Díaz; es decir, con el sector crítico. Así que si la ruptura de En Marea se materializa y la nueva dirección no quiere saber nada del partido morado ni Pablo Iglesias de Luís Villares, no se puede descartar que ese trozo de la tarta europea se lo lleven los críticos. Y ahí sí tendría cabida el nuevo plan -y ya van unos cuantos- de Noriega.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Villares tiende la mano a Noriega y este amaga con irse con Colau