La tasa de médicos y enfermeros de Galicia, por debajo de la media estatal

Por cada mil personas, en la comunidad hay 5,10 facultativos y 5,29 enfermeros


Redacción

Murcia, Andalucía y Baleares tienen peor ratio de enfermeros que Galicia, y solo La Rioja -que está por encima de la media estatal- ha crecido menos en número de enfermeros en el último año estudiado, el 2017. Con 14.295 profesionales colegiados de la enfermería y 13.792 de la medicina, Galicia tiene unas cifras discretas dentro del conjunto de España según el INE.

En el caso de la enfermería, de las 17 comunidades, Galicia ocupa el puesto 14.º en ratio de enfermeros por cada mil habitantes, 5,29, cuando la media estatal está en 6,43. Madrid, por ejemplo, es la segunda comunidad con 7,87 profesionales de la enfermería por cada 1.000 habitantes, una ratio muy alejada de la gallega a pesar del envejecimiento población y la dispersión de la vecindad en Galicia, que exige un número mayor de enfermeros del que le corresponde solo por número de habitantes. Además, entre los años 2016 y 2017 Galicia fue la segunda comunidad por la cola en crecimiento de personal enfermero: un aumento de 0,6 %, muy lejos del 5 % de Aragón, el 4,6 % de Canarias o el 3 % de Cataluña o Cantabria.

La situación gallega es ligeramente mejor en cuanto a médicos, pero aún así la comunidad está por debajo de la media estatal en 0,34 puntos de la ratio. Así, mientras en Madrid hay 6,7 médicos por cada mil habitantes, en Galicia son 5,10, y en este caso existe también el agravante de envejecimiento y dispersión poblacional. Es la undécima comunidad española en esta ratio. Tampoco está bien situada en el porcentaje de aumento de profesionales entre los años 2016 y 2017, ya que es la duodécima en el crecimiento de las plantillas con un 1,7 % más de médicos en un año, lejos del 2,4 % de aumento medio estatal y con la mitad de aumento de Canarias (3,5 %) y Murcia (3,2).

A las ratios de médicos hay que sumar la edad de un grupo importante. Según los colegios médicos de Galicia, hay 2.382 profesionales que tienen entre 60 y 65 años, es decir, que están abocados a la jubilación antes del 2023. Por su parte, el Servicio Galego de Saúde calcula que tiene unos 38.000 trabajadores adscritos, lo que supone unos 1.500 más que hace nueve años. En casi este decenio se aumentó un 7 % el número de médicos de familia y un 6 % el de enfermeros. Ahora anuncia un impulso a las oposiciones para dotar de nuevas plazas los servicios. Si hace un mes en Silleda se celebraron unas oposiciones con 241 plazas de médico de familia, en el 2019 se convocará un concurso de 830 plazas de enfermería, así como para personal auxiliar (360 plazas de celador, 209 de auxiliar administrativo y 366 de auxiliares de enfermería. Para estas 1.400 plazas hay ya inscritas unas 30.000 personas.

Las quejas laborales inciden en la falta de personal y medios. En esta imagen del HULA, el domingo pasado había camas en los pasillos de urgencias
Las quejas laborales inciden en la falta de personal y medios. En esta imagen del HULA, el domingo pasado había camas en los pasillos de urgencias

La crisis de Vigo frena el nombramiento de la jefa del mayor centro de salud

Á. Paniagua

La dimisión en bloque de 22 jefes de servicio y unidad en los centros de salud de Vigo y su área ha ido expandiéndose poco a poco, y actualmente ya hay 25 que han renunciado a su cargo. Pero hay también otra que iba a ser nombrada jefa y que ha renunciado. Según fuentes sanitarias, lo ha hecho a raíz de la rebelión de los jefes de servicio.

Se trata de una médica del centro de salud de Coia, el más grande de Vigo, con unas 40.000 personas a su cargo. El gerente del área sanitaria de Vigo, Félix Rubial, incluso había presentado a esta doctora como la nueva jefa de servicio dentro de su propio centro de salud, en el que hay 23 médicos de cabecera, cuatro pediatras, 21 enfermeros y personal de apoyo para otros ambulatorios de la ciudad, desde farmacéutico hasta odontólogo.

A pesar de esa presentación, fuentes que conocen el proceso explican que la facultativa decidió renunciar a la plaza, de la cual todavía no había tomado posesión formalmente, después de la protesta colectiva de los jefes de servicio y unidad de los centros de salud de Vigo.

Veintidós de ellos escenificaron su dimisión en un acto en el Colegio Médico el lunes 10 de diciembre. Al día siguiente renunció otro y en esa semana se fueron otros dos, de manera que hay 25 plazas que han dejado de estar ocupadas. En el área de Vigo había 31 -sin contar Coia y otras cinco, que estaban sin cubrir-, de forma que son un 80 %.

Pero de momento el Servizo Galego de Saúde no ha aceptado formalmente las dimisiones. El gerente del área sanitaria, Félix Rubial, ya explicó al día siguiente de la renuncia en bloque que ahora se entraba en una fase en la que se analizaría individualmente cada cese y sus motivos, antes de darle curso oficial. La normativa establece que si no hay un jefe para el centro de salud, es la dirección del área sanitaria (que gestiona también los hospitales) la que se encarga de la coordinación de cada uno de los centros de salud.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

La tasa de médicos y enfermeros de Galicia, por debajo de la media estatal