La noche con más pruebas de alcoholemia

Cada día se hacen unos dos mil test de alcohol y drogas en carreteras de Galicia. En Fin de Año se harán más del doble

Las pruebas de alcoholemia se multiplican en este mes de diciembre
Las pruebas de alcoholemia se multiplican en este mes de diciembre

redacción / la voz

Más pruebas de alcohol y drogas, más controles de velocidad y más vigilancia permanente del uso del teléfono móvil y del cinturón de seguridad. Muchos conductores habrán comprobado en estos días un incremento de los controles de la Guardia Civil de Tráfico. Desde que se iniciaron los festejos navideños, se multiplicaron las pruebas de alcohol y de drogas, en especial en las proximidades de restaurantes donde se celebraban comidas y cena de empresa. El objetivo de este refuerzo de la seguridad en las carreteras es frenar la escalada de accidentes mortales de este año. Tráfico ya contabiliza 102 muertos frente a los 76 registrados en todo el año pasado.

Freno a los excesos

Controles a todas horas. El control del consumo de alcohol es el objetivo principal de los responsables de la seguridad vial. La conducción bajo la influencia del alcohol es uno de los problemas más graves que tiene el tráfico en Galicia. En lo que va de año ya han dado positivo más de nueve mil conductores y la cifra sigue aumentando ya que cada día son decenas los automovilistas que salen a la carretera tras haber bebido en exceso. Cada fin de semana los agentes de la Guardia Civil y de las distintas policías locales apartan de la carretera a unos doscientos conductores por superar las tasas de alcoholemia legales (0,25 para conductores en general y 0,15 para noveles y profesionales).

La noche más larga

5.000 pruebas. El último día del año se reforzarán los controles de alcoholemia y de drogas. Será el día con más pruebas, alrededor de 5.000 en 24 horas, más del doble de las que se están realizando cada día de diciembre. La vigilancia se centrará en las peores horas para el tráfico, entre las cinco de la madrugada y las doce del mediodía, que es cuando se produce el regreso a casa después de una larga noche de fiesta. La Guardia Civil sabe que ese es uno de los peores momentos porque los conductores «están cansados y en malas condiciones porque en muchos casos aún no se les ha pasado el efecto del alcohol ingerido por la noche». La vigilancia combina los controles masivos, formados por decenas de patrullas, con otros dispositivos de tipo más dinámico que se moverán continuamente para poder llegar al mayor número de tramos posible.

Las multas del alcohol

Entre 500 y 1.000 euros. Conducir bajo la influencia del alcohol supone un riesgo elevado de accidente porque los conductores sufren estados de euforia y una merma de sus condiciones físicas. Pierden capacidad de reacción y de concentración y se incrementan las probabilidades de que el viaje termine en un accidente. Dar positivo en una prueba de alcoholemia está castigado con multas de entre 500 y 1.000 euros y con la retirada de entre 4 y 6 puntos. Si el infractor supera la tasa penal, fijada en 0,60, será citado para comparecer ante un juez en las horas siguientes a la prueba y podría ser condenado a entre 3 y 6 meses de cárcel, o a una multa, o a trabajos sociales, y en todo caso a entre uno y cuatro años de suspensión del carné.

Las drogas, ni probarlas

Tolerancia cero. Consumir drogas diferentes al alcohol es incompatible con la conducción. La legislación actual aplica la tolerancia cero y sanciona la mera presencia de drogas en el organismo. No hay niveles como en el alcohol. Por tanto, dar positivo en alguna droga supone una multa de 1.000 euros y la retirada de 6 puntos del carné. Si además el agente constata que el infractor está afectado por el consumo de drogas, este será denunciado por la vía penal.

Al dar positivo

Inmovilización del coche. Cuando hay un positivo en alcohol o en drogas, los agentes inmovilizan el coche del infractor para que no pueda seguir conduciendo y suponiendo un riesgo. El vehículo solo puede ser retirado por otra persona que esté en buenas condiciones, para lo que deberá superar la prueba de alcoholemia o de drogas.

Coches camuflados

Frente a los avisos de controles. Para contrarrestar los avisos en redes sociales de la ubicación de los controles, estos duran menos tiempo en cada sitio y se utilizan coches camuflados para detectar a conductores que se desvíen por carreteras secundarias e incluso por caminos y pistas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La noche con más pruebas de alcoholemia