Aprobadas las cuentas de la Xunta del 2019 solo con los votos del PP

El PP empleó su mayoría para cortarle el paso a las más de 1.400 enmiendas de los grupos de la oposición


Santiago / La Voz

El pleno del Parlamento gallego aprobó este martes el proyecto de Lei de Orzamentos de la Xunta para el 2019, y lo hizo solo con los votos del PP, que rechazó las 1.427 enmiendas que mantuvieron vivas los grupos de la oposición con el propósito de aumentar de forma apreciable el gasto público en apartados como la sanidad y las políticas sociales. El Gobierno gallego dispondrá de una capacidad de gasto de 9.850 millones de euros para el próximo ejercicio, 363 millones más que el año en curso, lo que supone un incremento del 3,8 %. Galicia logra aprobar sus presupuestos en plazo, aunque un tanto a ciegas, pues todavía no existe un marco presupuestario de referencia a nivel de Estado y diferentes organismos están corrigiendo a la baja las previsiones macroeconómicas de España para el 2019, lo que podría tener repercusiones en las cuentas gallegas.

El proyecto presupuestario sale de la Cámara gallega casi tal cual entró. Solo se introdujeron trece enmiendas durante la tramitación en comisión, siete de las cuales fueron promovidas por el propio PP para renunciar a algunos aspectos controvertidos como la creación de la figura del pediatra de área, concebido desde la Xunta para facilitar la movilidad laboral de estos profesionales. Las seis enmiendas restantes son del PSdeG o textos reelaborados por el PP con el PSdeG y En Marea.

 

Las cuentas con las que el Gobierno de Feijoo se dispone a afrontar las elecciones municipales de mayo y preparar el terreno para las autonómicas del año siguiente están engarzadas en un cuadro económico optimista, pues Facenda parte de la base de que la economía gallega crecerá un 2,5 % en el 2019, dos décimas por encima de la medida española, lo que permitirá reducir la tasa de paro en más de un punto, para situarse en el 12,7 % dentro de un año. En cuanto al déficit púbico, será de 69 millones de euros, el equivalente al 0,1 % del PIB, lo que contribuiría a contener una deuda que no dejó de crecer en la última década. 

El grupo que sustenta al Gobierno, de un lado, y las fuerzas de la oposición, del otro, aprovecharon el debate final para reeditar buena parte de los argumentos utilizados en los últimos dos meses, aunque los problemas asociados a la sanidad pública y las contantes referencias a la comisión de investigación sobre los recortes sanitarios, y a la contracomisión creada por la oposición, capitalizaron buena parte de la discusión.

Luís Villares (En Marea) advirtió que las cuentas gallegas avanzan en una nueva fase de recortes e impiden que la recuperación «chegue ás capas máis desfavorecidas». Para el portavoz del PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga, el presupuesto maneja grandes dosis de «propaganda», y coincidió con Villares en apuntar que «non trasladan a recuperación ao cidadán». Similares argumentos empleó Ana Pontón, la líder del BNG, que acusó al PP de estar instalado en la política del «non» y de rechazar una a una las más de 350 propuestas impulsadas por los nacionalistas para, entre otras cosas, reforzar la atención primaria o crear más escuelas infantiles.

Por su parte, Pedro Puy, portavoz del Grupo Popular, dijo que la aprobación de las cuentas es «un sinal de estabilidade política» y puso en valor la recuperación progresiva de la capacidad de gasto de la Xunta, con 1.452 millones de euros más disponibles desde el año 2014. En cuanto a las enmiendas de la oposición para reforzar el gasto, dijo que algunas eran «ben intencionadas», pero que podrían poner en riesgo la recuperación de Galicia.  

La diputada Noela Blanco se desmaya en el pleno de aprobación de los presupuestos de la Xunta

Domingos Sampedro

Fue evacuada en una silla de ruedas por varios compañeros de escaño que la condujeron hasta el gabinete médico del Parlamento

La diputada socialista Noela Blanco sufrió un desmayo este martes justo cuando se disponía a acceder al hemiciclo del Parlamento gallego, donde se celebra el debate final que precede a la aprobación del proyecto de Lei de Orzamentos de la Xunta para el 2019.

La parlamentaria ourensana fue atendida de inmediato por la popular Marta Rodríguez Arias mientras se derrumbaba a la entrada de uno de los accesos al pleno, y de inmediato salieron a auxiliarla compañeros de grupo como Xoaquín Fernández Leiceaga, portavoz del PSdeG, o Concepción Burgo, vicesecretaria de la Mesa, así como el portavoz de sanidad del PP, Aurelio Núñez Centeno, médico de profesión. Entre todos ellos evacuaron a Noela Blanco en una silla de ruedas, como ocurrió con Manuel Fraga en el 2004, y la condujeron hasta el gabineteo médico de la casona de O Hórreo, donde le realizaron varias pruebas y logró restablecerse.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Aprobadas las cuentas de la Xunta del 2019 solo con los votos del PP