El juez asume el caso del bebé fallecido en el parto y decidirá si lo investiga

El debate gira en torno a si el neonato murió antes de desprenderse del seno materno


vigo / la voz

El juez de Instrucción número 4 de Vigo, Juan Carlos Carballal, asumirá este lunes el caso del fallecimiento de un bebé durante un parto natural en una casa de Vigo. La instructora del número 5, que tramitó la licencia de enterramiento, firmó este lunes un auto de inhibición a favor de Carballal porque la muerte del bebé ocurrió durante su guardia, el lunes 10. En la última semana, la instructora dirigió la investigación rutinaria por fallecimiento fuera del hospital con el fin de que el forense certificase la muerte y esclareciese las causas del deceso.

Tras tramitar la licencia de enterramiento y recabar los informes médicos y la autopsia del forense, la instructora del número 5 remitirá el expediente al colega al que, por turno, le compete cerrar la investigación o proseguirla. Carballal será el encargado de, o bien, archivar el caso al no ver delito ni imprudencia en una muerte por complicaciones naturales o bien, abrir diligencias de investigación, actuando de oficio o a petición del fiscal.

El debate jurídico, según explican fuentes jurídicas, gira ahora en si se ha de considerar que dicho neonato era un ser vivo. Se trata de una discusión técnica novedosa. Hasta hace una década, el código civil español consideraba que, a efectos legales, un recién nacido debía vivir 24 horas tras desprenderse enteramente del seno materno para que fuese una persona (y adquiriese el derecho a heredar, por ejemplo), criterio que bebía del Derecho Romano. También se exigía que tuviese figura humana.

Según fuentes jurídicas consultadas, la reforma del código civil en el 2011 cambió la norma y ahora la personalidad en España se adquiere en el momento del nacimiento con vida, una vez producido el entero desprendimiento del seno materno. No exige tener figura humana ni impone tiempo de supervivencia.

Claves

El debate gira en torno a estos aspectos técnicos porque, según lo que determine el juez, desembocaría en distintas consecuencias penales. En el hipotético caso de que el próximo instructor hallase indicios de delito, el detalle de si el neonato se desprendió o no enteramente del seno materno cobraría una importancia clave.

Si el magistrado concluye que el feto no se llegó a desprender enteramente, podría investigarlo como un aborto por imprudencia. Si por el contrario, establece que el neonato murió fuera del seno materno, habría adquirido personalidad jurídica y la muerte, en caso de haber alguna conducta delictiva, conllevaría una mayor gravedad penal, incluso un homicidio por imprudencia.

Una de las claves para desenredar este caso se halla en las conclusiones de la autopsia. Esta concluye que el pequeño murió a la salida del canal uterino por una hipoxia neonatal por falta de oxígeno en el cerebro durante el trabajo del parto. Será el juez quien decida si el menor había nacido o estaba en ese proceso.

El juez podría seguir el planteamiento de la primera instructora y archivar el caso como un fallecimiento natural. Hay constancia de que la familia pidió ayuda médica al 112 al complicarse el parto pues el bebé asomó colocado de nalgas. Los sanitarios vieron las piernas pero no pudieron hacer nada por salvarlo.

El juzgado no tiene constancia de que una «doula» o una tercera persona estuviese en el parto

El juzgado de Instrucción número 5 que tramitó el enterramiento no tiene constancia de que en el parto natural en casa hubiese una matrona con formación sanitaria ni una doula (sin titulación) para asistir a la madre. Eso se debe a que ni el informe médico ni la autopsia hacen referencia en ningún momento a que en el parto estuviese presente una tercera persona.

El informe médico solo refiere que alguien de la vivienda informó al 112 de que había una complicación en un parto pero sin identificar a su interlocutor del que no da más detalles. Solo menciona a los padres del neonato.

Por su parte, la autopsia establece una cronología de los hechos pero, en base al anterior informe médico, por lo que tampoco se menciona a ningún acompañante que asistiese a la parturienta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El juez asume el caso del bebé fallecido en el parto y decidirá si lo investiga