El gerente de la sanidad de Vigo reconoce ya «un problema» en las 25 dimisiones

m. j. fuente / D. Sampedro VIGO, SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

M.MORALEJO

Gobierno y oposición se enfrentan por la gestión de la sanidad pública

18 dic 2018 . Actualizado a las 09:32 h.

Le pidieron, como mínimo, un gesto de reconocimiento hacia la problemática que viene sufriendo el área sanitaria de Vigo por la saturación asistencial y ayer el gerente de la EOXI (Estructuras Organizativas de Xestión Integrada), Félix Rubial, lo admitió: «Existe un problema claro». Su postura inicial de quitar hierro a la dimisión de 25 jefes de área y unidad de atención primaria caldeó aún más los ánimos entre los profesionales sanitarios. Ahora, Rubial, en un cambio de postura de 180 grados, reconoce que las dimisiones no son un hecho habitual y confía en que el problema se solucione pronto. No obstante, insiste en que la asistencia a los pacientes está garantizada.

Más allá fue el alcalde de Vigo, Abel Caballero, quien responsabilizó al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, de que no haya médicos como consecuencia del éxodo de profesionales: «Después de diez años tenía que haber previsto esto». Remitió a los tiempos de Emilio Pérez Touriño al frente del Gobierno tripartito gallego, cuando, dijo, dejó planificado un proyecto de atención primaria en el que se incluía la ampliación de los servicios en Vigo con cinco nuevos centros de salud que «el Gobierno del PP «frenó en seco».

Para despejar malentendidos, los profesionales del área de Vigo ya anunciaron tras su dimisión que «no se va a generar ningún caos asistencial» provocado por ellos. Sin embargo, insistieron en destacar la precariedad laboral por la sobrecarga asistencial a la que se enfrentan a diario, al no existir en la práctica límites en el número de pacientes ni cubrirse las ausencias. Ayer, recibieron un nuevo apoyo: la Asociación Galega de Pediatría de Atención Primaria (Agapap) compartió las reivindicaciones de los dimisionarios y mostró su deseo de que se tomen medidas «para reverter esta situación».