Unos cazadores hallan el cuerpo de un desaparecido en el 2017 en Castro Caldelas

. En el momento de su desaparición, Ramón López gozaba de buena salud

Una cuadrilla de cazadores
Una cuadrilla de cazadores

Ourense

Un grupo de cazadores de Castro Caldelas encontró el domingo por la tarde un cadáver cuando estaba de batida por Paradela, cerca del cañón del Sil, próximo a la Pena de Matacás. Habían disparado a un jabalí que escapó herido por un acantilado, así que fueron detrás de él. Fue entonces cuando se encontraron con un cadáver, ya esqueletizado, pero que conservaba la ropa. Todavía pendiente de hacer más pruebas, todo apunta a que se trata de Ramón López, vecino de la parroquia de Alais de unos 80 años, que había desaparecido en marzo del 2017. En el momento de su desaparición, Ramón López gozaba de buena salud. No tomaba medicinas ni padecía ninguna demencia senil que le hiciera desorientarse, por lo que nadie en el pueblo lograba entender qué había pasado.

En aquel momento se realizaron minuciosas batidas para encontrarlo y se pasó por la zona en la que fue hallado, sin que diese resultado entonces. El lugar donde apareció el cuerpo está a unos tres kilómetros de A Eirexa, en la parroquia de Alais, en la que vivía Ramón López. El hombre estaba viudo y tenía dos hijos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Unos cazadores hallan el cuerpo de un desaparecido en el 2017 en Castro Caldelas