«No se toman decisiones basadas en el coste-efectividad de los tratamientos»

Beatriz González López-Valcárcel, la experta que compareció en el Parlamento,  insiste en que hay fármacos muy caros y eficacia mínima o nula


Santiago / La Voz

Su comparecencia en el Parlamento suscitó la polémica. La catedrática de Economía para la salud, Beatriz González López-Valcárcel, compareció a petición del Partido Popular en la comisión de investigación sobre los recortes sanitarios. Aunque fueron dos horas de intervención, una frase hirió sensibilidades, «estamos gastando medio millón de euros en tratamientos oncológicos por ganar el equivalente a un año de vida ajustado por calidad».

-¿No cree lógico que la frase haya dado lugar a distintas interpretaciones?

-Sí, claro que lo creo, es más, creo que hubo gente honesta y de buena fe que se sintió ofendida porque los temas complejos no se pueden resumir en una frase corta. Surgió en un contexto determinado y seguramente no lo expliqué a fondo, por eso me gustaría explicarlo. Los recursos son escasos, y si gastas tus recursos en algo estás renunciando a hacer otras cosas que quizás podrían generar más salud. Eso es el coste de oportunidad y un economista que no considere el coste de oportunidad sería como un médico que dijera que no cree en los microbios. Hay enfermedades donde aunque los tratamientos son caros nadie los pone en duda, por ejemplo el VIH, en donde nunca se corre el riesgo de sobreutilizar el tratamiento y es la mejor estrategia de salud poblacional. Es efectivo y no hay riesgo de que se lo den a alguien no infectado. Pero con el cáncer hay un problema complejo con medicamentos que salen al mercado a gran velocidad y muy caros, porque quien los vende es un monopolista con patente, y muchos tienen una eficacia mínima o ninguna. Hay ensayos clínicos que dicen solo que un nuevo tratamiento no es peor que los que hay, se aprueba y se autoriza. El problema de este país es que a diferencia de otros, aquí no tenemos una arquitectura institucional, una agencia que diga qué medicamentos se dan para qué indicaciones, de acuerdo a la salud que consigue comparada con el coste que supone.

-Aunque no haya esta arquitectura, alguien hará ese análisis de coste-efectividad.

-No, por ley el término coste -efectividad aparece en el 2011, pero lo cierto es que hoy no existen decisiones explícitamente basadas en el análisis coste efectividad de nuevos tratamientos.

-¿Se financian medicamentos ineficientes?

-Claro, el problema es que se deja a decisión de cada hospital dar o no los tratamientos. Un tratamiento oncológico puede ser eficaz para retrasar el progreso de la enfermedad en estadios tempranos, y hay que darlo aunque sea caro, pero al final de la vida ese medicamento puede que no tenga eficacia, puede que lo único que haga es conseguir que el paciente, en otras palabras, sufra, y depende de cada hospital. En España no hay un criterio común.

-¿Son los fármacos de hospital el problema?

-Continuamente salen nuevos tratamientos que son muy caros y cuya eficacia puede ser muy pequeña, mínima o ninguna. Ante esto, paradójicamente lo que no tenemos muy bien organizado en algunos lugares es la atención paliativa a pacientes terminales, y eso sí es gran tecnología, conseguir que las personas tengan una muerte digna, rodeadas de sus familiares, y que no sufran. La atención paliativa es la alta tecnología en el tratamiento del cáncer terminal y como no hay intereses económicos detrás, resulta que nadie aboga por ella. O el luchar contra la pobreza energética, el que una persona se muera de una neumonía porque no tiene dinero para pagar la calefacción no tiene glamur y no hay una multinacional detrás ni nadie que ponga el grito en el cielo, pues para eso esta la salud pública.

-Quizás la polémica surge al decir que se gasta medio millón por el equivalente a un año ajustado de vida, un año es mucha vida.

-Ojalá fuera un año, pero es una semana de vida a veces, o cero, eso es lo que a lo mejor se prestó a confusión. El equivalente quiere decir que usamos una medida para homogeneizar las ganancias en salud, pero ojalá se ganara un año. A veces es una semana o nada, y con sufrimiento.

MÁS INFORMACIÓN

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Tags
Comentarios

«No se toman decisiones basadas en el coste-efectividad de los tratamientos»