Medio centenar de facultativos gallegos aún trabajan en Portugal


Como consecuencia de los fuertes recortes llevados a cabo en la sanidad lusa desde el 2010, que ha reducido considerablemente los salarios y condiciones laborales de los médicos, enfermeros y auxiliares de enfermería, el número de facultativos gallegos que trabajan en Portugal se ha reducido considerablemente en los últimos ocho años.

Pese a ello, más de medio centenar de facultativos han optado por continuar en el país y ejercer la medicina en hospitales y centros de salud portugueses. Muchos tienen su plaza en hospitales próximos a la frontera, de manera que residen en Galicia y se desplazan cada día para desempeñar su trabajo en la sanidad portuguesa.

Luis Vega, el médico coruñés fallecido el sábado en el accidente de Valongo, había optado por permanecer en Portugal, donde se sentía como en casa. Vivía, desde 1999, en Santa Maria da Feira, a 30 kilómetros de Oporto, con su mujer, y trabajaba en el servicio de urgencias de un uno de los hospitales de la localidad, el de São Sebastião, desde que se abrió el centro sanitario justo el año en que llegó a Portugal. Una vez al mes colaboraba en las tareas de atención médica del INEM, como ocurrió el pasado sábado, en la que sería su última misión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Medio centenar de facultativos gallegos aún trabajan en Portugal