Los 17 puntos más peligrosos de la red de carreteras en Galicia

LA VOZ REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

El tramo más peligroso de todo el país está en Ribadeo, los ocho primeros kilómetros de la N-642

17 dic 2018 . Actualizado a las 17:31 h.

Galicia es la cuarta comunidad con mayor proporción de carreteras consideradas de riesgo elevado, según el XVI estudio EuroRAP. En la comunidad está además el tramo más peligroso de la red de carreteras del estado: los ocho primeros kilómetros de la N-642, en Lugo, según recoge Europa Press.

De los 2.119,7 kilómetros analizados en Galicia por el estudio, elaborado por el Real Automóvil Club de España (RACE), un total de 314,9 son considerados de riesgo elevado. Por provincias, los tramos de riesgo en 2018 según RACE en la comunidad gallega son los siguientes.

En Lugo, siete: uno en la N-642 (desde el cruce con la N-640 hasta el cruce con la N-634 en Ribadeo), dos en la N-640 (del final de la zona urbana de Monterroso a la LP de Lugo a Pontevedra y del cruce con la N-540 al final de la zona urbana de Monterroso), otro en la N-540 (del principio de la zona urbana de A Barrela al cruce con la N-525 en Cambeo), otro en la N-640 (del principio de Pontenova al principio de Meira) y otros dos en la N-120 (del principio con el enlace de Quiroga al principio del enlace de A Pobra do Brollón y del enlace de Seguín al enlace de Penalva).

En A Coruña son cuatro los tramos de riesgo identificados: en la N-634 (de la LP de Lugo a A Coruña al principio de la zona urbana de Sesmonde), en la N-547 (principio de la zona urbana de Melide al final de la de Boente), en la N-550 (del cruce con la C-542 a Betanzos al final de Ordes) y en la N-6 (del principio de Oís al final de la variante de Betanzos).

En Ourense, el estudio de RACE recoge tres: dos en la N-541 (del principio de la zona urbana de Dacón al final de la zona urbana de A Almuzara y de Barbantes, cruce con la N-120, al principio de la zona urbana de Dacón) y uno en la N-120 (de A Rúa, cruce con la N-536 a Ponferrada, al principio del enlace de Quiroga).

Y en Pontevedra figuran tres, uno en la N-541 (que va del principio de Sacos al cruce con la PO-224), otro en la N-640 (que va del final de Caldas a Vilagarcía de Arousa) y un último en la N-550 (del principio de Paredes al cruce con la N-552).

FALLECIDOS E ÍNDICE DE RIESGO

El informe especifica datos como el número de accidentes registrados en estos tramos de carretera, y sobresalen, precisamente, las cifras de estos dos últimos: en la N-640, en el tramo de Caldas a Vilagarcía, hubo 14 siniestros, con cuatro fallecidos y 19 heridos graves; mientras, en la N-550 de Paredes al cruce con la N-552 se contabilizaron 12 accidentes, dos muertos y 11 personas heridas de carácter grave.

Con todo, fue un tramo de la provincia de A Coruña, el que va hasta Sesmonde de la N-634, la que se anotó más fallecimientos: cinco, en siete accidentes y con tres heridos grave. Por su parte, en la N-550 del cruce a Betanzos a Ordes hubo tres muertes y tres heridos graves.