Crece el malestar del sector crítico con la dirección de En Marea ante el retraso en convocar elecciones

Los inscritos de Podemos también denuncian las irregularidades del proceso


santiago / la voz

El sector crítico con la dirección de En Marea que encabeza Luís Villares, y en el que se encuadra una buena parte de Anova, Esquerda Unida, Podemos y los tres alcaldes de las mareas, empieza a perder la paciencia y está cada vez más molesto con la dilación en una convocatoria electoral que, a su juicio, deteriora gravemente la imagen del partido a las puertas de las inminentes elecciones municipales.

Este malestar fue el que expresó ayer Antón Sánchez, portavoz nacional de Anova, en línea con lo que ya había manifestado en su momento Martiño Noriega, alcalde de Santiago e impulsor el pasado verano de la iniciativa para que la dirección del partido reflejase la pluralidad del espacio.

El propio regidor santiagués acusó ayer a la coordinadora de sentir «pouca querenza polas mareas locais» y mostró su escepticismo sobre que el consello de hoy, convocado por el sector oficial, vaya a servir para algo. «Se paralizas un proxecto de votación alertando dun pucheirazo e logo queda demostrado que non existe, e que hai un censo no que todos os homes e mulleres que alí figuran son membros do espazo de En Marea, o lóxico sería votar e elixir unha dirección», dijo el alcalde santiagués.

Aportar soluciones

También se sumó Jorge Suárez al coro de voces que piden que se pueda acudir pronto a las urnas. El alcalde ferrolano insistió en que el partido nació para aportar soluciones a la ciudadanía y no para llevarse «á Fiscalía uns aos outros».

Desde la coordinadora liderada por Villares consideran necesaria la reunión de la dirección del partido para abordar hoy mismo un sistema de votación que permita ejercer los derechos democráticos con plenas garantías después de unos hechos graves, demostrados, dicen, a través de una auditoría y que han terminado en la Fiscalía.

Los miembros de Esquerda Unida, por su parte, han mostrado su malestar por la filtración de tres nombres por parte de la dirección de Luís Villares para vincular unas presuntas irregularidades con la imagen de su partido.

María del Carmen Camiña Vázquez, de Podemos Sanxenxo, lamentó ayer que el secretario xeral del partido, Antón Gómez-Reino, saliera en defensa de las irregularidades y actos delictivos comprobados en dos auditorías, y denunció también lo ocurrido en En Marea. «A intrusión na base de datos de En Marea púxonos en alerta a moitas das inscritas de Podemos, ao compartir plataforma nas votacións, e por iso levamos o caso á comisión estatal de garantías do partido», denunció.

El alcalde de Ferrol dice que el partido no nació para llevarse «á Fiscalía uns aos outros»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Crece el malestar del sector crítico con la dirección de En Marea ante el retraso en convocar elecciones