Renfe no aclara a la Xunta el plan de frecuencias de los futuros servicios de alta velocidad

Tan solo certifica que los trenes podrán circular a 300 por hora

Obras en el AVE, en Ourense
Obras en el AVE, en Ourense

redacción / la voz

Sin ser un servicio de alta velocidad, la conexión ferroviaria Galicia-Madrid crece un 5 % anual, cada vez es más complejo obtener plaza en los trenes en períodos como el navideño por las limitaciones del material rodante y la antelación en la compra, y este panorama cambiará cuando el año que viene se ponga en servicio el tramo entre Zamora y Pedralba, y los trenes ahorren una media de 50 minutos en el viaje a Madrid. Pero la revolución llegará en una fecha todavía indeterminada del 2020, cuando se ponga en servicio el nuevo acceso ferroviario de alta velocidad. Este es el momento que preocupa a la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, que pidió recientemente por carta al presidente de Renfe, Isaías Táboas, que le aclarara el futuro régimen de frecuencias, ante los indicios que apuntan a que en un principio solo se utilizaría la mitad de la capacidad de la línea (10 servicios por sentido frente a los 19 posibles). Estos datos se conocieron en el estudio para la reforma de la estación de Chamartín.

La conselleira también se interesó por los AVE de última generación, los Avril de Talgo, para ver si llegarán a tiempo en el 2020, pues están en fase de fabricación. Este es en realidad el único punto al que responde el presidente de Renfe en su contestación, remitida a la conselleira a finales de noviembre. Táboas no aclara cuál será el régimen de frecuencias, si se está elaborando o si aún no hay nada sobre la mesa. «Una vez se disponga de la infraestructura de alta velocidad entre Zamora y Ourense, Renfe reestructurará su parque de material para dar cobertura suficiente al servicio comercial derivado de la puesta en marcha de esta línea», asegura. Y añade: «La asignación de vehículos será la que se determine como óptima, atendiendo a los requerimientos habituales de calidad del servicio».

El único punto que confirma el máximo responsable de la operadora es que está prevista «la puesta en servicio de trenes de alta velocidad de rodadura desplazable, que circularán a 300 km/h», pero no menciona directamente el Avril. Recientemente, en una respuesta parlamentaria, el Gobierno confirmó que los nuevos trenes podrían ser entregados a Renfe a mediados del 2020. Antes de eso, la línea debe pasar por sucesivas pruebas para su puesta en servicio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Renfe no aclara a la Xunta el plan de frecuencias de los futuros servicios de alta velocidad