La Eurocámara aprueba incluir Galicia y el eje Vigo-Oporto en el corredor atlántico ferroviario

La presencia de la comunidad no corre riesgo, pero aún habrá que negociar la conexión con Portugal


redacción / la voz

El pleno del Parlamento Europeo celebrado ayer en Estrasburgo ratificó la propuesta de la Comisión y del Consejo de Transportes de conectar Galicia y el noroeste español con la red básica del corredor atlántico transeuropeo, una decisión que prácticamente confirma la presencia de Galicia en una de las dos autopistas ferroviarias de mercancías -la otra es el corredor mediterráneo- que, desde la Península, atraviesan el territorio comunitario de sur a norte sin barreras técnicas ni operativas, y con una gestión coordinada para atraer a los grandes grupos logísticos.

El nuevo diseño que puede optar a los fondos del mecanismo Conectar Europa en el marco financiero plurianual 2021-2027 incluye la conexión A Coruña-Santiago-Vigo-Ourense-Monforte- León y Gijón-León-Valladolid, bendecidas ya por la Comisión y el Consejo de Transportes de la UE. Pero, como novedad, la Eurocámara incluye a mayores el eje ferroviario Oporto-Vigo, ignorado por el momento por las otras dos instituciones comunitarias.

«Espero que el Consejo también lo ratifique en las futuras negociaciones», escribió en Twitter el europarlamentario socialista y exministro de Fomento José Blanco. Y es que ahora se abre una negociación (los trílogos) entre los europarlamentarios y el Consejo en la que la Comisión actúa como árbitro, para consensuar una decisión definitiva sobre las redes transeuropeas. José Blanco da por hecho que la inclusión de Galicia está garantizada «a más del 90 %», pues esta ampliación estaba en la propuesta original del colegio de comisarios y fue asumida por el Consejo en una reunión del pasado 3 de diciembre.

No así el eje Oporto-Vigo, que fue incluido in extremis hace unos días en el paquete que iba a llevar al pleno la comisión parlamentaria de Transportes, gracias a un frente común de los socialistas portugueses y españoles. «Ahora vamos a presionar para que se incluya la conexión Vigo-Oporto», dijo Blanco. De igual forma, los eurodiputados gallegos Francisco Millán Mon (PP) y Ana Miranda (BNG) celebraron ayer la revisión del reglamento del mecanismo Conectar Europa. Y también esperan que la línea Vigo-Oporto se mantenga en el diseño definitivo.

La negociación y la decisión final por consenso no va a ser fácil. Muchos países tienen sus propias propuestas de ampliación y, lógicamente, el presupuesto es limitado. El nuevo marco financiero que estará vigente seis años desde el 2021 prevé 30.615 millones de euros para la modernización de los ejes de transporte, tanto por ferrocarril como por carretera. Pero hay que repartirlos entre nueve corredores.

¿Qué hay más atlántico y transeuropeo que el ferrocarril gallego-portugués?

La Comisión Europea recuperó cierta cordura respecto a la configuración del eje atlántico transeuropeo en primavera, al incluir el noroeste español (la verdadera España atlántica) en el pasillo ferroviario de mercancías que, al menos sobre el papel, deberá vertebrar el arco atlántico de forma coherente y sin fronteras técnicas y operativas: el sueño de una interoperabilidad europea. Para ello hubo que apretar, crear frentes políticos y sociales en un noroeste de nuevo condenado a la periferia, una situación que no solo sucedió en España. También la Bretaña francesa se quedó al margen.

Ahora llega la ratificación de la Eurocámara, después de que el Consejo de Transportes de la UE ratificara las extensiones de los 6.200 kilómetros de vías del corredor, excepto el eje Vigo-Oporto. Esta reconexión del noroeste al futuro del transporte de mercancías estará amputado si no se incluye el corredor entre Galicia y Portugal, la infraestructura pendiente en la que Bruselas ha fracasado estrepitosamente en su papel dinamizador de recorridos transeuropeos. Recientemente, En Marea cuestionó la falta de interés del actual Gobierno en defender esta ampliación en el último Consejo de Transportes, por centrar «a súa defensa únicamente no corredor mediterráneo». Antón Sánchez, viceportavoz de esta formación política en el Parlamento gallego, cree que incorporar esta línea, en fase de reforma y electrificación en Portugal, «é de vital importancia para o desenvolvemento económico de Galicia». Algo que el Gobierno portugués conoce, de tal forma que va a poner toda la carne en el asador ahora, cuando se abre el proceso negociador definitivo.

En este proceso es muy positiva la decisión de Fomento de retomar la salida sur de Vigo, crucial para mejorar la comunicación ferroviaria con el país vecino.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La Eurocámara aprueba incluir Galicia y el eje Vigo-Oporto en el corredor atlántico ferroviario