La foto que evidencia la ruptura de En Marea en el Congreso

Antón Gómez-Reino bajó a la tribuna para defender la postura de su grupo

Rodríguez, Fernán Vello, Díaz y Gómez Reino aplauden desde tres filas más adelante que Fernández
Rodríguez, Fernán Vello, Díaz y Gómez Reino aplauden desde tres filas más adelante que Fernández

madrid / la voz

La división entre los diputados de En Marea volvió a quedar ayer en evidencia en el debate de la toma en consideración de la transferencia de la AP-9 a Galicia. Los protagonistas del último choque fueron Antón Gómez-Reino, de Podemos, y Alexandra Fernández, de Anova. La disputa: a quién le correspondía bajar a la tribuna para defender la postura de su grupo.

Finalmente, el encargado fue el nuevo secretario xeral de Podemos Galicia, pero no se decidió hasta última hora y tras un tira y afloja entre las dos partes, que se sentían legitimadas para ser el altavoz del grupo.

Apenas un par de horas antes de las 15.00, momento en el que arrancó el pleno, Alexandra Fernández repasaba los últimos detalles de su exposición. Es la portavoz y la gran experta de En Marea en infraestructuras y la AP-9, junto con el accidente del Alvia, uno de los temas que mejor maneja. Además, la diputada gallega fue la encargada de impulsar todas las iniciativas parlamentarias hasta la fecha en esta materia.

Pero Gómez-Reino, como actual portavoz de En Marea (cargo rotatorio), y el responsable de exponer la cuestión a la ministra Batet en la última reunión que mantuvieron en el Ministerio de Administración Territorial, también se sentía con pleno derecho. En Marea propuso la solución salomónica de dividir los siete minutos de los que constaba la intervención en dos partes, algo que no sentó bien a Alexandra. La representante de Anova alegó que tres minutos y medio eran insuficientes para profundizar en el tema, por lo que, muy a su pesar, acabó cediendo, y finalmente fue Gómez-Reino el encargado de bajar a la tribuna, ante la sorpresa del resto de los portavoces en Fomento de los otros grupos parlamentarios.

La división se hizo visible durante el desarrollo del pleno. Mientras Gómez-Reino, Yolanda Díaz, Fernán Vello y Ángela Rodríguez bajaron en grupo a ocupar una de las calvas del hemiciclo, Fernández se quedó en su escaño de la séptima fila.

Más información

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

La foto que evidencia la ruptura de En Marea en el Congreso