La coordinadora de En Marea denunciará ante Fiscalía el acceso a datos protegidos de los inscritos

El responsable del censo asegura que los sospechosos de entrar en el archivo trataron de obtener las claves mientras él se reunía con otros miembros del comité electoral

«É ética, política e legalmente inaceptable» El responsable del censo de En Marea, Gonzalo Rodríguez, asegura que los sospechosos de acceder a datos protegidos de inscritos no tenían permiso para hacerlo. La coordinadora denunciará el caso ante la Fiscalía

Santiago

El responsable del censo de En Marea, Gonzalo Rodríguez, negó que, como aseguraron ayer miembros del comité electoral, se les haya dado autorización alguna para entrar en el archivo de los inscritos. Dice Gonzalo Rodríguez que «o mandato do plenario é que o acceso ao censo estará baixo a supervisión e control do comité electoral, non a súa alteración». Es más, asegura que lo que el comité electoral le pidió fue «a posibilidade de dar altas e baixas e de realizar modificacións», y eso no está recogido en los acuerdos de confidencialidad ni tampoco en el mandato del plenario ni en los reglamentos de En Marea. Y desveló que, mientras él se reunía con una parte del comité electoral para que pudiesen acceder con garantías al censo, «eles estaban co técnico tratando de obter os datos sen autorización».

Por todo ello, califica de «ética, política e legalmente inaceptable» la actuación de las tres personas cuya revocación como miembros del comité electoral fue solicitada al comité de garantías. También teniendo en cuenta esa vulneración de los derechos de los inscritos a sus datos personales y filiación política, la coordinadora de En Marea denunciará lo ocurrido ante la Fiscalía, «como fixo Podemos en Leganés por unha presunta vulneración dos dereitos dos inscritos».

Gonzalo Rodríguez insistió en que se podrá votar en cuanto se implementen las medidas de seguridad, y aunque dijo que era una «temeridade» garantizar que se pudiese hacer este fin de semana, añadió que, de ser posible, se abriría el proceso de primarias.

Martiño Noriega: «Non existe xustificación para adiar o proceso electoral de En Marea» O alcalde de Santiago, petencente a Anova, amosa a súa opinión sobre o proceso de renovación na formación.

Y no los nombró, pero añadió en relación a los alcaldes de Santiago y A Coruña, que piden que se vote cuanto antes y que lamentan la judicialización del conflicto, que «se hai algunha persoa que suxire que debemos esconder as cousas debaixo da alfombra, esta coordinadora reitera que non viñemos aquí para que todo siga igual e nós imos esixir transparencia».

Bruzos: «Que a denuncia non sirva de coartada para non votar»

Uno de los dos candidatos en las primarias de En Marea, David Bruzos, ha pedido hoy tras conocer el anuncio de la coordinadora que la decisión de presentar una denuncia ante la Fiscalía «non sirva de coartada» para no votar. El cabeza de lista de Entre Todas señala que esta medida «é unha nova volta de torca» de la actual coordinadora para retrasar el proceso y que «non se chegue a votar nunca». Bruzos señala como máximo responsable a Villares, actual portavoz y candidato de la otra lista, Coidando a Casa. «Teñen medo real de perder unha votación e por iso sacan información contaminada, que non ten que ver coa realidade e que é falsa para xustificar que non se vote». 

Bruzos califica de «indignante» denunciar a compañeros ante el ministerio público solo por cumplir «escrupulosamente» coa súa función dentro do comité electoral. Por eso espera que ahora sea la Fiscalía «a que determine se houbo algunha responsabilidade». Antes de eso, pide que «mentres a Fiscalía resolve, que se poida votar con todas as garantías para poder elexir á nova coordinadora».  

La foto que evidencia la ruptura de En Marea en el Congreso

Fran Balado
Rodríguez, Fernán Vello, Díaz y Gómez Reino aplauden desde tres filas más adelante que Fernández
Rodríguez, Fernán Vello, Díaz y Gómez Reino aplauden desde tres filas más adelante que Fernández

Antón Gómez-Reino bajó a la tribuna para defender la postura de su grupo

La división entre los diputados de En Marea volvió a quedar ayer en evidencia en el debate de la toma en consideración de la transferencia de la AP-9 a Galicia. Los protagonistas del último choque fueron Antón Gómez-Reino, de Podemos, y Alexandra Fernández, de Anova. La disputa: a quién le correspondía bajar a la tribuna para defender la postura de su grupo.

Finalmente, el encargado fue el nuevo secretario xeral de Podemos Galicia, pero no se decidió hasta última hora y tras un tira y afloja entre las dos partes, que se sentían legitimadas para ser el altavoz del grupo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

La coordinadora de En Marea denunciará ante Fiscalía el acceso a datos protegidos de los inscritos