La Xunta separa por vez primera la extinción de incendios de la política para planificar el monte

Esta era una vieja aspiración del conjunto de la cadena de valor de la madera


SANTIAGO

El Gobierno gallego ha aprobado esta mañana una reorganización de la estructura interna de Medio Rural que conlleva un cambio importante: la separación en sendas direcciones generales de la política de prevención y extinción de incendios y de toda la estrategia encaminada a reordenar el monte. Esta era una vieja aspiración del conjunto de la cadena de valor de la madera, que siempre ha cuestionado que fondos encaminados a poner en valor el monte se desviaran posteriormente al costoso operativo contra el fuego. Al frente del área que se encargará de los incendios seguirá Tomás Fernández Couto y en la dirección xeral de planificación forestal estará José Luis Chan, tal y como ha confirmado esta misma mañana en rueda de prensa Alberto Núñez Feijoo, quien ha anunciado (en otra área) la vuelta de Santiago Villanueva a la dirección xeral de Emerxencias.

La necesidad de establecer parcelas separadas entre la política de incendios y la forestal era también una de las recomendaciones del dictamen aprobado por el Parlamento gallego (con el voto favorable de los socialistas) para poner en valor el medio rural gallego. Un trabajo que estuvo liderado por José González, entonces diputado, y recientemente nombrado por Feijoo como nuevo conselleiro de Medio Rural. El nuevo organigrama también facilitará la interlocución de la cadena de valor de la madera con la Administración gallega en un contexto en el que está pendiente de aprobarse el nuevo Plan Forestal, ahora en fase de alegaciones. En el diseño de esa estrategia hubo importantes desencuentros entre los representantes del sector forestal y Tomás Fernández-Couto, cuya parcela de actuación queda ahora reducida a los incendios.

En su último informe sobre el sector forestal, un documento que fue elaborado por Juan Picos, ingeniero y experto, el Foro Económico de Galicia (una plataforma de transferencia de conocimiento de la universidad y la empresa a los centros de decisión pública) recomendaba precisamente hacer esta distinción en aras de una mejora de la eficiencia del gasto público. «Necesítase establecer unha nidia separación orzamentaria, e na xestión dos distintos programas relativos aos lumes forestais, sen desbotar, obviamente, as posibilidades de coordinación en aspectos concretos. Deste xeito gañarase claridade e racharase a tendencia de que ano tras ano os recursos económicos e humanos que deberían ser destinados ao fomento e a mellora do sector sexan fagocitados polas necesidades do operativo», concluía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

La Xunta separa por vez primera la extinción de incendios de la política para planificar el monte