Almuíña elude el debate abierto por una experta en el Parlamento sobre el coste de los tratamientos de cáncer

La OPE del 2018, de 1.400 puestos, incluye el cien por cien de la tasa de reposición

Beatriz González López-Valcárcel, en una conferencia en Ourense
Beatriz González López-Valcárcel, en una conferencia en Ourense

Santiago / La Voz

 Ni el grupo parlamentario del PP ni la Consellería de Sanidade han querido entrar en la polémica abierta por la experta en economía de la salud Beatriz González López-Valcárcel sobre la idoneidad o no de financiar tratamientos oncológicos de medio millón de euros para pacientes que no tienen más perspectiva «que un par de meses por delante». Si el jueves el portavoz de Sanidade en la Cámara gallega aseguraba no compartir las declaraciones de González, un día después fue el conselleiro, Vázquez Almuíña, quien se limitó a recordar que se trata de una especialista de reconocido nivel nacional e internacional «que non entra no tema concreto de Galicia». El conselleiro insistió en la talla de la catedrática de Economía de la Salud, pero recordó que «non está traballando en Galicia. Fala fundamentalmente do que é a sanidade en España, que todo o mundo considera que é unha das mellores do mundo».

A quien no le pasaron desapercibidas las declaraciones de la experta que el PP invitó a la comisión de investigación de sanidad es a los socialistas. El portavoz de esta materia en el Parlamento, Julio Torrado, presentó varias cuestiones en la Cámara en las que pregunta al Gobierno gallego si realmente considera ineficiente el gasto en tratamientos oncológicos. Torrado insta a la Xunta a que «apoie ou desautorice» al grupo del PP que apoyó las palabras de la experta a través de su portavoz, Aurelio Núñez Centeno.

Y es que Centeno, que afirmó no compartir las declaraciones de la catedrática de Economía de la Salud, sí cuestionó en la intervención parlamentaria que el copago farmacéutico hubiese provocado que los pensionistas abandonasen sus tratamientos, e incluso puso ejemplos en primera persona, al asegurar que algún paciente le pidió que no le prescribiese la pastilla de la tensión con la entrada del copago porque tenía «catorce caixas na casa». También aludió a bibliografía de la compareciente, y destacó en positivo frases como que «a xente case pensa que non se pode morrer». Julio Torrado recordó que gracias a estos arranques de sinceridad «os galegos podemos entender as razóns dos recortes aplicados por Feijoo na sanidade».

Para la portavoz del BNG, Montse Prado, es totalmente insuficiente que tras la polémica generada por las declaraciones de Beatriz González el PP se desmarcase de ellas, ya que lo realmente grave es que en una comisión de investigación para analizar las consecuencias de los recortes sanitarios «o Partido Popular vete a comparecencia dun familiar da persoa falecida este verán, nos corredores do PAC da Estrada, por falta de asistencia ao atoparse fóra do centro o único médico para atender unha urxencia».

La comisión de sanidad fue constituida a petición de los tres grupos de la oposición, pero el desacuerdo en el plan de trabajo y en el listado de comparecientes provocó que hasta en dos ocasiones estos tres grupos la abandonasen, por lo que en estos momentos solo el PP está integrado en ella. La Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública ha pedido al PP que rectifique e incluya a todas las personas propuestas por los diferentes grupos parlamentarios, o de lo contrario anima a los partidos de la oposición a crear una comisión paralela «que analice todos os problemas, carencias e corruptelas que afectan» a la sanidad pública en Galicia.

Farmacia hospitalaria

Las controvertidas declaraciones se enmarcan en un análisis realizado por la catedrática de la Universidad de Las Palmas sobre uno de los grandes problemas de la sanidad, la farmacia hospitalaria, ya que cada vez salen medicamentos no solo más caros, «sino que en muchos de ellos su efectividad es tan pequeña que la sociedad tiene que plantearse si vale la pena o no el utilizarlos». En ese contexto aludió a tratamientos de medio millón de euros para pacientes oncológicos con escasa perspectiva de vida.

El Sergas refuerza la primaria con 112 plazas de pediatra y de médico de familia

Elisa Álvarez

La OPE del 2018, de 1.400 puestos, incluye el cien por cien de la tasa de reposición

El Servizo Galego de Saúde ha detallado a los sindicatos las categorías y el número de plazas que saldrán en la OPE (oferta pública de empleo) de este año 2018, que suman 1.400 puestos, lo que supone el cien por cien de la tasa de reposición, es decir, que se convocan todas las vacantes por jubilación. La mayor parte de la oferta irá dirigida a los licenciados sanitarios, fundamentalmente médicos, que rozan el medio millar de plazas. Y dentro de este colectivo la primaria tendrá un porcentaje considerable, 112, de las que 58 serán para estabilizar a pediatras de este nivel asistencial y 54 para médicos de familia.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Almuíña elude el debate abierto por una experta en el Parlamento sobre el coste de los tratamientos de cáncer