«Es una calumnia», dice el hermano del sacerdote denunciado por acoso

Un joven ha denunciado al exdeán de la catedral de Santiago por haberle tocado el trasero


MONDOÑEDO / LA VOZ

«Es una falsedad y hay muy mala intención detrás de esta denuncia. ¿A quién se le ocurre que pueda suceder algo así en la plaza de la catedral a las 11 de la mañana a la vista de todo el mundo? Que un señor de avanzada edad y afectado de párkinson pida ayuda para bajar cuatro escalones es lo más normal». Quien habla así es Pedro Díaz, presidente del cabildo de la catedral de Mondoñedo y hermano del sacerdote denunciado por un supuesto acoso a un menor. Está afectado y dolido por cuanto está trascendiendo en torno a este caso. «Una calumnia -reitera-: el que está envenenado envenena».

El Obispado -tal como informaba ayer La Voz- mantiene abierta una investigación tras recibir la denuncia escrita por parte de un joven que acusa al exdeán de la catedral de Santiago J. M. Díaz, residente en Mondoñedo tras la desaparición del Códice Calixtino, de haberle tocado el trasero en la plaza de la catedral hace tres años. Tal denuncia se presentó por cauce eclesiástico, no judicial. Desde el Obispado están siguiendo el procedimiento que marca la Iglesia, pero la instrucción no llegó a Roma; no llegará hasta que la investigación concluya y se remitirá en caso de que esta sea positiva, es decir, si se confirma la certeza del hecho denunciado: que hubo tocamiento. Si se deduce lo contrario, quedará en nada. «La investigación eclesiástica por parte del Obispado es muy simple; preguntar a unos y a otros. Al final puede que acabe en el juzgado, pero por calumnia», señalan fuentes allegadas al exdeán. Al parecer, J. M. Díaz no recuerda nada sobre este caso debido a su edad.

El cura apartado por tocamientos era deán en Santiago cuando desapareció el códice

El sacerdote ha sido denunciado por el joven por unos hechos ocurridos en Mondoñedo

El Obispado de Mondoñedo mantiene aún abierta la investigación sobre los supuestos tocamientos de un veterano sacerdote a un menor, tal como informó ayer La Voz. El cura es José María Díaz, que era deán de la catedral de Santiago cuando se produjo el robo del Códice Calixtino.

Un delegado instructor se encarga de investigar este caso.

Desde el Obispado explicaban ayer que «a finales del pasado mes de agosto se presentó ante el obispo una denuncia por parte de un joven por un episodio de acoso que tuvo lugar en Mondoñedo hace dos años, cuando el denunciante tenía 17. Tras las necesarias deliberaciones, y de forma inmediata, con fecha 3 de septiembre se abrió el correspondiente proceso de investigación siguiendo los actuales protocolos de la Iglesia y ajustados a la legislación civil vigente».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

«Es una calumnia», dice el hermano del sacerdote denunciado por acoso