Fin a la fuga del preso más buscado

La Guardia Civil captura en Arteixo a Iván Añón, que no regresó a la cárcel de Teixeiro tras un permiso

Tras ser detenido, Iván Añón fue trasladado entre grandes medidas de seguridad
Tras ser detenido, Iván Añón fue trasladado entre grandes medidas de seguridad

REDACCIÓN / LA VOZ

La Guardia Civil detuvo ayer por la mañana en Arteixo a Iván Añón Botana, el preso condenado por el asesinato de un hombre en el 2006 que estaba en busca y captura desde mediados del pasado mes de octubre, cuando tenía que haber regresado a la cárcel de Teixeiro tras disfrutar de uno de los permisos penitenciarios que venía disfrutando. Añón fue detenido a primera hora de la mañana cuando se encontraba en un piso del número 14 de la calle Reconquista de Arteixo, acompañado de su pareja, que también fue arrestada acusada de un delito de encubrimiento. La Policía Local colaboró en la operación, en la que participaron decenas de guardias civiles y que obligó a cortar la circulación en toda la calle mientras se desarrollaban la detención y el registro en la vivienda. El piso está situado en el principio de la calle, al lado de la carretera que atraviesa el municipio de Arteixo y próximo a una rotonda que enlaza con salidas por carretera hacia Carballo, A Coruña y el polígono industrial de Sabón.

Así fue la detención de Iván Añón El preso condenado por asesinato que estaba fugado desde mediados de octubre, cuando tenía que haber regresado a la cárcel de Teixeiro tras disfrutar de un permiso, fue detenido en una vivienda de Arteixo

Cumple una pena de 27 años por matar a un joven de un disparo en la cabeza en el 2006 Este recluso, vecino de Carballo y de 32 años, estaba siendo buscado por las fuerzas de seguridad desde el pasado 11 de octubre. El día anterior tendría que haberse presentado en el cuartel de la Guardia Civil de Carballo para firmar y posteriormente regresar a la prisión de Teixeiro, donde cumple una condena de 27 años de cárcel por asesinar en Ponteceso en el 2006, de un tiro en la cabeza, a un joven de Malpica, Gerardo Martín Pose, que tenía 24 años. Añón iba acompañado por los hermanos, Rogelio y José Francisco Botana Blanco. Los tres fueron detenidos en Carballo doce días después del crimen en una operación en la que participaron más de 70 agentes de la Guardia Civil.

Estaba en el piso

Ayer, una vez confirmado que Iván Añón se encontraba en el piso de Arteixo, los responsables del operativo decidieron proceder a la detención inmediata del preso más buscado de Galicia. En el dispositivo participaron decenas de agentes del área de investigación de Arteixo y de las Usecic, unidades de seguridad ciudadana de la Guardia Civil especializadas en intervenciones especiales y en detenciones de riesgo. Los agentes tomaron el edificio y reventaron la puerta del piso en el que se encontraba Iván Añón con su compañera sentimental. Allí mismo fueron detenidos ambos con lo que se puso fin a mes y medio de fuga de Iván Añón Botana. Tanto él como su compañera, serán puestos en las próximas horas a disposición del Juzgado de Instrucción número de A Coruña, que instruye las diligencias de este caso.

El permiso penitenciario tras el que no regresó a la prisión de Teixeiro no es el único que disfrutó Iván Añón, ya que salió del penal en al menos dos o tres ocasiones más y siempre regresó en la fecha señalada.

Nadie se esperaba que Añón no regresase a la cárcel, sobre todo porque en los últimos años se ha distinguido como un recluso muy colaborador y nada conflictivo, según confirmó el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, pocos días después de trascender que el preso no se había presentado y estaba en paradero desconocido. Lo mismo pensaban otras fuentes conocedoras del comportamiento de Iván dentro de la cárcel de Teixeiro, extrañadas por el hecho de que hubiese decidido no volver.

Los investigadores de la Guardia Civil tenían la sospecha de que Iván Añón Botana se quedaría en su entorno más conocido, que no iría lejos en su huida. Algunos daban por hecho que el recluso no se movería más allá del polígono industrial de Sabón porque su pareja sentimental reside y trabaja en Arteixo, según las fuentes consultadas. Finalmente fue en Arteixo, y muy cerca del polígono de Sabón, donde fue detenido.

En algún momento se filtró desde el entorno del fugado que tenía unos problemas personales que quería resolver y que cuando los solucionase regresaría a la cárcel de Teixeiro. Pero ese argumento no caló en los investigadores del instituto armado.

Visto en dos ocasiones

En el mes y medio que permaneció fugado, Iván Añón Botana fue visto en al menos dos ocasiones. Una en un bar de Arteixo, donde una persona lo identificó y alertó a las fuerzas de seguridad. Iván se percató de lo que estaba ocurriendo y huyó. La segunda vez fue en Carballo. Una llamada telefónica lo situó cerca del colegio Bergantiños, cerca de la salida de Carballo en dirección a Malpica y Ponteceso. Pero logró meterse en un portal y «algún vecino, seguramente conocido de Iván, le abrió la puerta y allí se ocultó», señaló un policía.

También en La Voz

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Fin a la fuga del preso más buscado