Villares reprocha a Gómez-Reino sus injerencias en En Marea, y Noriega y Quinteiro apoyan a los críticos


santiago / la voz

El pasado sábado, en la presentación de su lista Coidando a Casa, que aspira a la dirección del consello das mareas, Luís Villares ya dijo que la suya era una candidatura que representaba a todos los sectores de En Marea y que no estaba pactada «coa cúpula de ningún partido», en referencia a la del sector crítico, Entre Todas. Ayer fue más claro y el portavoz del partido se refirió expresamente a Podemos y a su secretario xeral en Galicia, Antón Gómez-Reino, a quien le reprochó su injerencia en las elecciones de En Marea al ser uno de los principales impulsores de la lista alternativa, que, si bien tuvo su germen en la Mesa pola Confluencia impulsada por Compostela Aberta, cedió luego a Podemos un protagonismo que no es del gusto de todos los actores representados en Anova o en las mareas municipales.

Por eso Villares le indicó a Gómez-Reino que en el partido instrumental el protagonismo es de los inscritos, no de los partidos. «Non debe ser un partido o que ocupe a centralidade, son as persoas as que teñen que ocupar a centralidade», dijo ayer Villares, quien también recordó que Gómez-Reino reconoció expresamente en la campaña de las primarias de Podemos Galicia que reclamaba «un papel específico» para Podemos dentro de En Marea. Por eso también Villares le reprochó que no haya acudido al plenario de En Marea. Si bien Villares no critica que los inscritos de En Marea pertenezcan a una fuerza política en concreto, recordó que en el partido instrumental se milita de forma individual y que «son as persoas as que teñen que decidir todo».

Villares acude a las primarias con tres diputados más en su lista: Davide Rodríguez, Paula Verao y Pancho Casal, y con una eurodiputada, Lidia Senra. El sector crítico cuenta con dos diputados: Marcos Cal y Julia Torregrosa, los dos de Podemos. Pero dispone también del aval de otros cinco: Antón Sánchez, Luca Chao, Carmen Santos, Eva Solla y Paula Quinteiro. Esta última, que ayer dio una rueda de prensa junto con Cal para dar a conocer las medidas de En Marea contra la violencia machista, dio su apoyo expreso a la lista que encabeza David Bruzos porque, a su entender, es «plural» e «integra á maior parte» de las mareas municipales. Por su parte, el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, aplaudió la concurrencia de dos listas porque cree que así se refleja mejor «o conxunto do espazo, algo que no último ano non sucedía». Noriega reconoció que se siente «máis situado» en la candidatura de Bruzos porque «sae da Mesa pola Confluencia».

La candidatura de Villares se presentó en sociedad el sábado. El sector crítico, que no cerró la lista hasta el límite del plazo, la dará a conocer hoy en un acto en el que intervendrán André Seoane, Saínza Ruíz, Oriana Méndez y el cabeza de lista David Bruzos, exdiputado que pasó a un segundo plano cuando en junio del 2016 En Marea perdió un escaño en el Congreso y que ahora acude a la llamada de Gómez-Reino, de quien fue compañero en una cooperativa urbanística.

Ni Beiras ni los dirigentes de Cerna están en las listas

Dos veteranos políticos de la izquierda gallega, protagonistas de la ruptura de Alternativa Galega de Esquerda, pesaron mucho estos dos años en las guerras internas de En Marea, ya que tanto Xosé Manuel Beiras, fundador de Anova, como Mario López Rico, fundador de Cerna, estaban en el consello das mareas. La presencia de miembros de Cerna en la dirección fue, de hecho, el principal motivo que desencadenó la ruptura de la dirección de Anova y de las mareas municipales con Luís Villares.

Ahora, desaparecen de la primera línea, porque ni Beiras ni López Rico están en ninguna de las candidaturas. La ausencia de los dos pesos pasados debería aliviar la tensión, pero las heridas ya son malas de cicatrizar y la ruptura es inevitable.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Villares reprocha a Gómez-Reino sus injerencias en En Marea, y Noriega y Quinteiro apoyan a los críticos