Casi 9.000 positivos en alcohol en 10 meses

En Galicia ya se han registrado este año varios accidentes causados por conductores ebrios


redacción / la voz

El elevado positivo en alcohol detectado por la Guardia Civil al conductor que causó el accidente de la AP-9 en el que murió una mujer que viajaba con su marido y con su hijo de 12 años no supone una sorpresa para los responsables de Tráfico. Son muchos los conductores que cada día se ponen al volante en Galicia con copas de más y que juegan a la ruleta rusa con los demás usuarios de la carretera. A principios de este mes de noviembre eran ya 8.700 las sanciones impuestas por la Dirección General de Tráfico por dar positivo en las pruebas de alcoholemia realizadas por los agentes de la Guardia Civil y de las distintas policías locales de Galicia. A esa cifra hay que sumarle los infractores que superaron la tasa penal de 0,60, como el del accidente mortal de la AP-9, y que por lo tanto fueron denunciados por la vía penal.

La preocupación de los responsables de Tráfico es máxima porque la conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas es uno de los mayores riesgos de accidente y porque en todo el año pasado se tramitaron más de diez mil sanciones por dar positivo en alcoholemia en Galicia.

En Tráfico preocupa el aumento de positivos en drogas de todo tipo Este año ya se han contabilizado en las carreteras gallegas varios siniestros graves en los que el conductor causante había bebido más de lo permitido. El último ha sido el de la AP-9, en Barro, pero este mismo año se han registrado accidentes mortales en los que el conductor sobrevivió y dio positivo en alcohol, mientras que perdieron la vida sus acompañantes o los ocupantes de otros vehículos. En una carretera de Sada murió el pasajero de un coche que se salió en una curva y se estrelló contra un poste de hormigón. En Valga murió una mujer que fue embestida por el coche de un conductor que dio positivo y en Oroso y Verín perecieron los pasajeros de dos coches accidentados cuyos conductores superaron la tasa legal de alcohol, establecida en 0,25 para los conductores en general (0,15 para noveles y profesionales). Pero el panorama puede llegar a ser incluso peor porque los expertos en seguridad vial saben que hay otros muchos accidentes en los que el conductor ha fallecido y el índice de alcoholemia solo se puede conocer mediante los datos de la autopsia. Los últimos datos del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, correspondientes al año 2017, indican que más del 40 % de los conductores muertos en accidentes de tráfico habían consumido alcohol o drogas, y que el 20 % mezclaron ambas cosas.

Ojo con las drogas

Pero si el alcohol es suficiente motivo de preocupación, no lo es menos el consumo de drogas, que se ha disparado en la sociedad en general y entre los conductores en particular. En lo que va de año la Guardia Civil de Tráfico ha detectado 4.522 positivos en drogas tóxicas. Son casi tantos casos como los que se registraron en todo el año pasado, cuando se tramitaron 4.988 sanciones por dar positivo en drogas.

«Todos somos corresponsables cuando hay un accidente con un conductor que ha ingerido drogas», advirtió el teniente coronel Francisco Javier Molano, jefe de la Guardia Civil de Tráfico de Galicia, en un foro organizado en Lugo por la Universidade de Santiago y la Fundación Galega contra o Narcotráfico. En ese foro, dirigido a jóvenes, Molano les dijo que deben elegir entre conducir o consumir drogas.: «Las dos cosas no se pueden hacer».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Casi 9.000 positivos en alcohol en 10 meses