Un fabricante de uniformes escolares hará pantalones de niña tras el anuncio de la Xunta

Las alumnas del colegio O Pilar de Foz podrán elegir vestir pantalones con patronaje femenino


viveiro / la voz

El acuerdo del Parlamento para que el uniforme escolar con falda deje de ser obligatorio el próximo curso está dando mucho que hablar entre las comunidades de los centros gallegos donde se usa esta prenda, y está llegando también a aquellas empresas que hasta ahora confeccionaban pantalones de uniforme exclusivamente con patronaje masculino. Uno de los centros que ya ha contactado con los fabricantes fue el colegio plurilingüe O Pilar de Foz, con una matrícula que supera los 300 alumnos. El director, Juan Vivero, informaba ayer a través de un comunicado de que, tras contactar con el fabricante, este les indicó que para el próximo curso las alumnas tendrán la posibilidad «de utilizar indistintamente saia ou pantalón cun corte axeitado».

Desde el centro también consultaron el cambio normativo con la Dirección Xeral de Centros, que les informó de que la Consellería de Educación «estudará a fórmula axeitada para o cumprimento da medida acordada no Parlamento». Recuerdan que, mientras la consellería no concrete las modificaciones legales, seguirá en vigor lo establecido en el artículo 10.4 de la Lei 4/2011 de 30 de junio, de convivencia, que dictamina que «as normas de convivencia poderán conter previsións sobre a vestimenta ou o xeito de presentarse do alumnado, orientadas a garantir que este non atente contra a súa dignidade, non supoña unha discriminación por razón de sexo ou un risco para a súa saúde...». Desde el colegio mariñano recuerdan que, ya en el curso 2016-2017, cuando se renovó el uniforme, se decidió que las alumnas pudieran elegir entre falda o pantalón, pero estas se decantan por la primera opción porque los únicos pantalones que se fabrican son de corte masculino.

Dos negocios focenses (Vagaluz y Cinco Lobiños) que venden el uniforme del colegio comentaban ayer que antes de la adopción del acuerdo no habían recibido consultas de familias interesadas en saber si había la opción de comprar pantalones para niñas. Está previsto que para el próximo curso sí haya más interés en el modelo alternativo.

Montespiño, sin problema

La medida, aunque todavía es teórica, no parece encontrar ningún colegio en contra. María Figueroa, directora de Montespiño, el centro femenino de Fomento en A Coruña, considera que en su colegio «no debería haber problema en ofertar la opción del pantalón». Entiende que las familias pueden decidir cómo van sus hijas, aunque puntualiza que la vestimenta encierra un mensaje que supera las prendas en sí: es el caso del chándal, circunscrito al deporte en su colegio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un fabricante de uniformes escolares hará pantalones de niña tras el anuncio de la Xunta