Tráfico considera el uso del móvil al volante como uno de los «comportamientos más reprochables»

La DGT mantiene la sanción de retirada de 3 puntos del carné para quienes utilicen manualmente dispositivos de telefonía móvil o navegadores


REDACCIÓN / LA VOZ

El móvil al volante se ha convertido en la principal causa concurrente de los accidentes con víctimas relacionados con las distracciones, que ya son la primera causa de muerte en la carretera, por encima de los excesos de velocidad y del alcohol y las drogas. En la exposición de motivos para la reforma del carné por puntos, la Dirección General de Tráfico sitúa la utilización del móvil mientras se conduce como uno de los «comportamientos más reprochables en materia de seguridad vial». Con esa calificación lo equipara con los excesos de velocidad y con el escaso uso del cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantil.

Los responsables de Tráfico exponen ese argumento en el anteproyecto de ley que propone el endurecimiento del castigo a los conductores que usen el móvil para enviar o recibir wasaps o incluso para revisar sus avisos en las redes sociales. En ese texto, la DGT mantiene la sanción de retirada de 3 puntos del carné para quienes utilicen manualmente dispositivos de telefonía móvil o navegadores, así como conducir usando auriculares conectados a receptores o reproductores de sonido. Sin embargo, Tráfico duplica el castigo, con la pérdida de 6 puntos, para los conductores que utilicen teléfonos móviles sosteniéndolos o sujetándolos con la mano.

Usar el móvil al volante es una de las infracciones que los expertos han identificado entre «los comportamientos más peligrosos en la actualidad». Y la DGT explica que trata de adaptarse a los riesgos actuales. Lo explicó el director general de Tráfico, Pere Navarro, al argumentar la necesidad de modificar algunos apartados del carné por puntos. En el caso del móvil el mayor problema se centra en el envío y recepción de mensajes, en especial de wasaps, que no estaban popularizados cuando se confeccionó la ley vigente.

Hoy, miles de personas utilizan el móvil mientras conducen pese al riesgo que corren al apartar la vista de la carretera. Un estudio que maneja la Dirección General de Tráfico y que fue realizado en 38 países europeos indica que uno de cada tres conductores españoles leen wasaps mientras están al volante y que alrededor de un 26 % de los automovilistas consultados admiten haber enviado mensajes desde sus teléfonos móviles.

Furgonetas camufladas

La lucha contra el uso del móvil mientras se conduce también se realiza desde el ámbito de la vigilancia. En Galicia, la Guardia Civil de Tráfico está probando desde hace días un método con camiones y furgonetas camuflados para mejorar el ángulo de visión de los agentes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Tráfico considera el uso del móvil al volante como uno de los «comportamientos más reprochables»