«El éxito de la educación en Portugal es fruto de la constancia de los docentes y de las familias»

Vitorino dirige ocho escuelas de Viana do Castelo, de infantil a bachillerato, unidas para ser más fuertes


lisboa / corresponsal

Tras 26 años ejerciendo la docencia, el geógrafo Manuel António Vitorino dirige la agrupación de escuelas Monserrate, en Viana do Castelo, la más importante de la región del Miño con ocho centros adscritos, en la que están matriculados 2.500 alumnos, desde preescolar hasta bachillerato. Para Vitorino «el éxito del modelo educativo luso, y de los buenos resultados del último informe PISA, se debe a la constancia de los profesores portugueses, a las familias y al esfuerzo y a la inversión llevada a cabo por los diferentes Gobiernos». Y señala que «sin la autonomía de cada centro para diseñar su horario, partiendo del número de horas lectivas impuestas por el ministerio, y el apoyo de los ayuntamientos», les hubiera sido más difícil lograrlo.

-¿Cuáles son los puntos fuertes de su educación obligatoria?

-Una red amplia y consolidada de escuelas públicas y de calidad, gracias a la inversión llevada a cabo desde hace dos décadas por los diferentes Gobiernos para dotar de mejores condiciones a las escuelas; la amplia oferta de actividades extraescolares gratuitas en los tres primeros ciclos, que en Portugal van desde primero de primaria hasta tercero de secundaria; y los apoyos a las familias, al permitir a los alumnos estar más tiempo en el colegio sin coste adicional para ellas, antes o después de finalizar las clases.

-¿A que se debe el éxito portugués, que mejora posiciones en los últimos informes internacionales?

-A la gran constancia y esfuerzo de los profesores para adaptar los currículos educativos a las necesidades del alumnado del siglo XXI y a las nuevas tecnologías. La inversión en la formación continua de los docentes es importante, al igual que la evaluación externa que se hace a la escuela (resultados, tasa de abandono escolar y proyectos sociales) e, internamente, evaluando a cada profesor, así como los resultados obtenidos por sus alumnos y su grado de satisfacción. No nos podemos olvidar del esfuerzo de las familias.

-¿Qué porcentaje de jóvenes no estudian hasta los 18 años?

-Varía según las regiones. Durante los últimos años el abandono escolar en las áreas metropolitanas de Lisboa y Oporto y en algunas zonas del interior supera el 10 %, al contrario que las ciudades pequeñas, como la nuestra, donde es casi inexistente gracias al apoyo del ayuntamiento a los más desfavorecidos. Otro de los aspectos que ha ayudado mucho es la mejora de la oferta de la formación profesional.

-¿Qué poder de decisión tienen los ayuntamientos?

-En este momento dependen de ellos, tras la firma de un contrato con el Gobierno, las instalaciones del centro, las cantinas escolares y su personal; el apoyo a las familias, antes y después de acabar las clases; las actividades extraescolares, gratuitas, y los profesores de apoyo para desarrollarlas. El Ayuntamiento de Viana se ha volcado con estas actividades, como natación, música, atletismo, surf o patinaje, para los alumnos de los tres primeros ciclos, fomentando el deporte y la integración de los escolares más desfavorecidos.

-¿Van a tener más poder los ayuntamientos sobre los centros públicos?

-Sí, el Ministerio de Educación se prepara para dar más autonomía a los ayuntamientos, en materia educativa, ya que de ellos pasará a depender también el personal no docente de cada centro, lo que ahora solo ocurre en algunos casos.

-En secundaria tienen 125 horas más de Matemáticas al año que la media de la OCDE.

-Desde el terreno, le puedo decir que los buenos resultados han sido posibles gracias al esfuerzo incansable de los profesores, que no han bajado los brazos ni en tiempo de crisis, pese a los recortes, los cambios y la falta de medios. Tenga en cuenta que en Portugal tenemos un gran porcentaje de profesores a punto de jubilarse, pero muy competentes. El problema surgirá dentro de unos años si no se contrata suficientemente y tenemos escasez de docentes.

-¿Desde qué curso cuentan para la media las reválidas?

-Se hacen reválidas en segundo y en quinto de primaria, aunque son solo orientativas. A partir de tercero de secundaria se realizan pruebas de portugués y matemáticas que cuentan un 30 % para la nota final de la asignatura. En bachillerato se hacen reválidas en diferentes asignaturas, dependiendo de la especialidad de cada alumno. Los resultados de los alumnos y el número de aprobados y suspensos también cuentan para la evaluación al centro.

-¿Hay muchos repetidores?

-En la educación primaria es residual el número de repetidores, aumenta mínimamente en el tercer ciclo (entre primero y tercero de secundaria), un poco más en cuarto de secundaria, y no hay casi repetidores en bachillerato.

-¿Es obligatorio tener en las escuelas públicas orientadores y logopedas?

-Sí, es obligatorio por ley. Nosotros tenemos dos psicólogas y un logopeda. Además el Ayuntamiento ha contratado un equipo de apoyo para que cualquier alumno con necesidades específicas o altas capacidades pueda ser atendido como merece y establece la ley.

-¿Qué falta por hacer en materia educativa en Portugal?

-Valorar como se merece a los profesores y la carrera docente. Muchos jóvenes que salen de las facultades no están suficientemente motivados por los bajos salarios y la falta de progresión de la carrera docente. Me preocupa de cara al futuro.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
17 votos
Comentarios

«El éxito de la educación en Portugal es fruto de la constancia de los docentes y de las familias»