Uno de cada tres conductores admite que lee wasaps en el teléfono móvil

Un estudio europeo indica que más de la mitad ya usan el manos libres para hablar


redacción / la voz

Un conductor que va hablando por el móvil no es capaz de mantener una velocidad constante, no guarda la distancia de seguridad y su tiempo de reacción aumenta peligrosamente. Esas situaciones de riesgo extraídas de un informe de la DGT se agravan cuando el conductor envía wasaps. Pierde la información de las señales, se salta prioridades en los cruces y circula a ciegas decenas de kilómetros porque va mirando el móvil. Aparta la vista de la carretera y multiplica por cuatro el riesgo de colisión. Miles de conductores cometen esa imprudencia a diario.

El proyecto europeo ESRA, que analiza las actitudes de los usuarios de la carretera en 38 países, indica que el 56 % de los conductores españoles admiten que en el último año hablaron por el móvil a través de un sistema manos libres. Pero el 35 % confiesan que hablaron sin ese sistema, infringiendo la norma. Y los peores datos: el 36 % reconocen que han leído mensajes de texto, y el 26 %, que los han enviado.

«Con un sistema de manos libres, ya no es necesario tocar el móvil para usarlo conduciendo, sobra tecnología». Así de claro se expresa Alberto García, gerente del grupo Futures, de Viveiro, con un cuarto de siglo de experiencia en tecnologías de la información y la comunicación. Con sistemas como el Siri de los iPhone o el OK Google de Android, además de otras aplicaciones, «el teléfono responde automáticamente a las llamadas y lee los mensajes que entran, y el conductor puede enviar llamadas y mensajes solo con comandos de voz, sin tocar el dispositivo ni mirarlo». 

Sin sacar las manos del volante

Eso sí, este experto recomienda configurar todo antes de mover el coche. En vehículos modernos es sencillo porque detectan el móvil por Bluetooth y el conductor puede responder mensajes y llamadas sin sacar las manos del volante ni dejar de mirar a la carretera. Otra alternativa es «utilizar directamente el teléfono, con los altavoces del terminal», también sin tocarlo. Y en vehículos sin Bluetooth se pueden montar «dispositivos que conectan el teléfono con el sonido del coche mediante ondas FM».

En la «época de los smarphoneadictos, con la gente enganchada todo el día al teléfono», Alberto García propone enseñar a aprovechar la tecnología para «no cometer imprudencias que suponen un riesgo». Comparte que «escribir en el móvil mientras se conduce es una inconsciencia que hay que sancionar», pero cree que «no tiene sentido multar por usar nuevas tecnologías cuando vamos camino de los coches que circulan solos. ¿Como es posible?». Admite que todavía hay «mucho conductor inconsciente». Y deja una reflexión: «¿Por qué hay esa necesidad de respuesta inmediata, por qué dejar de atender a la conducción para ver un mensaje o para contestar una llamada?».

Con los datos estadísticos que maneja la Dirección General de Tráfico, que sitúan el móvil como la principal causa de distracción grave en la carretera, Alberto Vila, gerente de Apetamcor (Asociación Empresarial de Mercadorías por Estrada de Galicia), cree que «algo haberá que facer: é de sentido común». Considera normal que haya un endurecimiento de las sanciones si existe esa relación entre el móvil y la siniestralidad grave, y tiene claro que las medidas que se tomen deben ir también en el sentido de «avanzar nos aspectos técnicos que permitan reducir a sinistralidade, para que as sancións non sexan o único elemento corrector».

También los peatones

Cree el gerente de Apetamcor que solo con la vía de la penalización, con sanciones y pérdida de puntos, «o que se fai é animar as queixas que tantas veces se escoitan da cidadanía». Vila no deja de hacer referencia a que el uso del teléfono es una fuente de riesgo también para los peatones y está convencido de que es necesario avanzar en sistemas que permitan inhabilitar el uso del móvil mientras se conduce.

«El conductor no puede tener la vista dividida entre la carretera y el teléfono móvil»

Ana Isabel Garrido Bermúdez lleva 29 años dedicados a la formación de conductores. Lo hace en Carcopa, empresa con sede en Carballo y presencia en A Laracha y Arteixo. El borrador por el que Tráfico pretende endurecer las sanciones a aquellos conductores que envíen wasaps desde el móvil o que, simplemente, atiendan el teléfono mientras están al volante le parece una buena idea: «Se trata de una normativa encaminada a castigar ciertas conductas al volante y el uso de los móviles es una de ellas, y es mucho más peligrosa de lo que parece. Para conducir tienes que tener los cinco sentidos en la carretera. Atender el móvil, mandar un wasap o el simple hecho de mirar a la pantalla en el salpicadero cuando te llaman supone un grave riesgo de accidente», apunta Ana Isabel Garrido. Y añade: «Me parece una buena idea porque no puedes tener la vista dividida entre el volante y el móvil».

Como profesora, Ana Isabel analiza con los alumnos toda la actualidad relacionada con la seguridad vial: «Es una forma de concienciarlos de lo que está bien y lo que está mal». Y hay tres aspectos que les preocupan tanto a ella como a sus alumnos: «La velocidad es lo primero. Cada vez hay coches más potentes y, sin embargo, la red viaria no se ha adecuado a esas potencias y velocidades. El uso del móvil ocupa el segundo lugar. Cada vez hay más accidentes mortales por culpa del uso de los teléfonos. Y el tercero, conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas».

Una de las cuestiones que más le llaman la atención a Garrido es que «no solo se puedan perder puntos, que esos se recuperan, sino el hecho de que se esté estudiando la posibilidad de que el seguro pueda no hacerse cargo del accidente si se demuestra que la causa fue el uso del móvil. Y eso es muy relevante».

Además del móvil, esta profesional de las autoescuelas cree que es necesario homogeneizar ciertos aspectos de la normativa: «No acabo de entender por qué se castiga que comas una manzana o un trozo de pan mientras conduces y que no se penalice fumar al volante, que para mí también es motivo de distracción, además de todos los efectos negativos que genera el tabaco en la salud del conductor y de sus acompañantes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Uno de cada tres conductores admite que lee wasaps en el teléfono móvil