La policía volverá a buscar en el río Ulla con buzos al psiquiatra desaparecido en Santiago

La familia espera encontrar el cadáver para saber qué pasó y poder darle sepultura


santiago / la voz

La Policía Nacional volverá a buscar con buzos al psiquiatra de Santiago desaparecido hace ya once meses en la zona del río Ulla en la que está el mirador de Gundián, en el límite entre Vedra (A Coruña) y A Estrada (Pontevedra). Allí, en un tramo en el que el agua queda embalsada, es donde los investigadores creen que puede estar el cuerpo de Alfonso Mozos Ansorena. Estaba a punto de cumplir 37 años cuando su rastro se perdió el pasado 5 de diciembre. Allí apareció su coche, pero no su cadáver pese a que lo buscó durante días, incluso con un helicóptero y miembros del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil.

El dispositivo tuvo que suspenderse sin poder aclarar si el psiquiatra compostelano, que trabajaba en el Hospital da Barbanza y antes lo había hecho en el Clínico, se había lanzado o no desde el puente. Esa, la del suicidio, es la principal línea de investigación, aunque a la familia del médico no le convence y advierte que Alfonso Mozos pudo ser asesinado y piden que se siga intentando encontrarlo. La petición no ha caído en saco roto y la Policía Nacional ha confirmado que volverán a solicitar la intervención de los GEAS, aunque habrá que esperar a que las condiciones meteorológicas sean mejores, para que pueda bajar un poco el nivel del agua, lo que haría menos complicado el operativo.

La familia Mozos Ansorena vive desgarrada desde hace ya casi un año y necesita respuestas. «Es terrible estar así y no saber nada, esperamos que si los buzos vuelven y le buscan puedan encontrarle para saber qué pasó y al menos darle sepultura o incinerarle y llevar sus cenizas adonde nos parezca», explican.

El caso no se cerrará

Sin embargo, la Delegación del Gobierno en Galicia ha confirmado que, independientemente de las decisiones que tome el juez que instruye el caso, la investigación policial jamás se cerrará. «Mientras no se sepa lo que pasó se seguirá investigando», señalan. Desde la Policía Nacional se añade, además, que las fuerzas de seguridad del Estado cuentan con protocolos para revisar periódicamente las pistas de los casos abiertos, y recuerdan que el caso Diana Quer también fue archivado en el juzgado, pero no se dejó de indagar y finalmente se aclaró y pudo detenerse al presunto asesino de la niña.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

La policía volverá a buscar en el río Ulla con buzos al psiquiatra desaparecido en Santiago