La citación judicial que admite un palco de música como domicilio

En ese lugar cercano a una iglesia de Pontevedra se notificó a un joven con esquizofrenia que malvivía allí

Aspecto del bajo del palco de música de Alba donde residía el joven de 24 años
Aspecto del bajo del palco de música de Alba donde residía el joven de 24 años

pontevedra / la voz

¿La calle es un domicilio válido a efectos de una notificación oficial? De entrada, no es lo normal, pero la realidad demuestra que sucede. Un juzgado de Pontevedra notificó recientemente una citación a un joven sin techo que llevaba malviviendo al menos dos años debajo de un palco de música situado al lado de una iglesia de una parroquia del municipio.

Así, tal cual, consta en la citación. «Domicilio: c/Bajo palco de música al lado de iglesia Alba». Según fuentes consultadas por La Voz, el funcionario no pudo en notificar, a finales del pasado octubre, el aviso al destinatario porque no se encontraba en su domicilio. Sí pudo comprobar que se acumulaba mucha basura y que había restos de comida en ese lugar. Al parecer, el bajo del palco de música del atrio de la iglesia de Santa María de Alba figuraba como domicilio porque su morador se lo dijo en una ocasión a unos policías.

Las condiciones de insalubridad en las que vivía el chico llevaron a un vecino de Alba a poner, hace ya meses, el caso en conocimiento de la Fiscalía de Pontevedra. Y es que detrás de esa fría citación judicial está la historia de Mohamed, un joven marroquí de 24 años que padece esquizofrenia paranoide. Su situación fue denunciada por la Asociación de Familiares y Amigos de Enfermos Psíquicos Alba de Pontevedra. El director del centro de rehabilitación psicosocial que gestiona el colectivo, el psicólogo Roberto Fernández Cordovés, afirmó que el caso de este chico demuestra que no exageran cuando dicen que enfermos mentales esperan plaza, muchas veces en la calle, para convivir en pisos tutelados con otros usuarios. El sistema es demasiado lento para dar una respuesta que evite el agravamiento de la enfermedad mental.

«Por si alguien cree que exageramos, la realidad es que hay casos como el de este chico»

La asociación lleva tiempo reclamando a la Xunta más plazas concertadas en estos pisos que cuentan con supervisión profesional y han demostrado ser una buena alternativa para la integración social de estas personas. El Sergas financia cuatro pisos (20 plazas) en Pontevedra, Alba sostiene un quinto piso con sus fondos y prevé abrir un sexto.

«Por si alguien cree que exageramos, la realidad es que hay casos como el de este chico», subrayó Roberto Fernández. Durante las últimas semanas, Mohamed ha alternado las estancias en la unidad de psiquiatría del Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra (Chop) con la convivencia, no exenta de problemas, en un piso tutelado. «Por su situación, este chico todavía no está maduro para vivir en un piso, pero desde luego no puede estar en la calle sin medicación. Muchas veces se necesitan ingresos hospitalarios más largos para estabilizar su situación», recalcó. La demanda hace incluso que las plazas de respiro familiar -estancias de un máximo de 15 días- que debe haber en cada vivienda estén agotadas.

El historial del joven marroquí recoge varias condenas. El 13 de noviembre se enfrenta a otro juicio penal. El fiscal solicita para él tres años de prisión por un delito de atentado y una indemnización, con la circunstancia agravante de reincidencia. Los hechos se remontan a agosto del 2017, cuando una patrulla de la Policía Nacional le pidió al chico que se identificara en la plaza de la iglesia de Alba. Este se metió en el coche policial y se negó a salir. Al final un agente lo sacó y Mohamed le propinó una patada.

La Policía Local también es conocedora de la situación del joven. La enfermedad que padece y sus antecedentes vitales están detrás de su comportamiento agresivo. Eso es lo que sostiene la asociación Alba. Fuentes conocedoras del caso hacen hincapié también en la incongruencia de este caso, ya que «la misma Fiscalía que ahora acusa fue la que recomendó su ingreso forzoso en la unidad de psiquiatría».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

La citación judicial que admite un palco de música como domicilio