El delegado del Gobierno ve excesivos los peajes de la AP-9, pero culpa de ellos al PP

Losada cree que la Xunta reclama ahora de Madrid lo que no pedía al Ejecutivo de Mariano Rajoy


redacción / la voz

Después de que el Boletín Oficial del Estado publicase hace unos días una nueva subida de peajes en las autopistas gallegas, al representante del Gobierno central en Galicia le parece que «los precios de los peajes de la autopista AP-9 son excesivos».

El delegado del Gobierno, Javier Losada, cree que los gallegos pagan demasiado por los peajes, pero a la hora de distribuir responsabilidades tiene claro hacia dónde apuntar: «Si el Gobierno del Partido Popular no hubiese aumentado la concesión de la vía hasta el 2048, no existiría el actual problema», aseguró ayer a través de un comunicado.

«Este es un Gobierno que cumple los acuerdos que venían de Gobiernos anteriores, Gobiernos del PSOE y del PP. Me preocupa que algunos repartan culpas siempre para el mismo lado», dice Losada, que recuerda que «algunas son subidas que hizo Ana Pastor, del Partido Popular» en su época al frente del Ministerio de Fomento. «Lo que hay que preguntar es por qué el Gobierno del Partido Popular aumentó esa concesión hasta el 2048 sin poner las cautelas suficientes para que estas cosas no ocurriesen».

Para Losada, la Xunta «reclama ahora al Gobierno central una serie de asuntos que no pedía al Ejecutivo de Mariano Rajoy», y uno de ellos es precisamente el de los peajes. «Al Gobierno de España tampoco le gusta que suban, pero las facturas están ahí y hay que pagarlas», insiste. Y vuelve a poner el foco en la doble vara de medir que, a su juicio, maneja la Xunta: «No es de recibo que ahora se diga que cuando las subidas son por compromisos del Partido Socialista son malas y cuando son por compromisos del Partido Popular es redistribuir, porque no es así».

Continuando con las dobles varas, Losada recuerda al presidente de la Xunta «que cuando subió el precio del gasoil al máximo permitido por las comunidades autónomas habló de ayudar a la sanidad y de redistribución y concienciación ecológica y, sin embargo, ahora que el Gobierno ha abierto la posibilidad de aplicar un impuesto a los combustibles más contaminantes dice que es un atentado contra los automovilistas y los empresarios».

Núñez Feijoo dijo esta semana que la autopista «non admite máis incrementos, porque a xente non pode pagar máis por peaxes que en combustible». Criticaba así las tres subidas de los peajes de la AP-9 que se acumulan en lo que va de año, a las que se sumarán otras tres en enero. Entonces, los tramos más caros de la autopista que recorre Galicia de norte a sur superarán los 17 céntimos por kilómetro.

Toda España menos Galicia tiene tarifas horarias o por uso habitual de autopista

carlos punzón

Hasta 33 viales abaratan los peajes a quienes acumulen un número de viajes al mes

El mismo día en que el Consejo de Ministros dio vía libre a la subida de los peajes en la AP-9 gallega, el Gobierno modificó la ley de autopistas de 1973 para autorizar a las concesionarias a establecer en sus peajes sistemas de descuentos, abonos o bonificaciones «con los que considere obtener el máximo aprovechamiento comercial en la utilización de la autopista». Hay que captar usuarios y hay margen para ello bajando, vino a decir el Ejecutivo, precios.

Y aunque dicha política comercial encuentra ahora reflejo normativo, se había extendido ya desde hace tiempo de tal manera en los viales de pago que en toda España existen tarifas que priman su uso en horas no punta o en temporada baja, o apoyan a sus clientes frecuentes con descuentos progresivos en función del número de veces que pasan al mes por los peajes.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El delegado del Gobierno ve excesivos los peajes de la AP-9, pero culpa de ellos al PP