Formoso marca distancias con Carmela Silva y pone en valor la «colaboración leal» con la Xunta

El presupuesto de la Diputación de A Coruña prevé aumentar a los 183 millones de euros para el 2019, un 2,2 % más que este año


Santiago / La Voz

La carta remitida por Carmela Silva al Parlamento, en la que anticipaba que este viernes no comparecería en la casona de O Hórreo para explicar las cuentas de la Diputación de Pontevedra, planeó sobre la sesión celebrada en la comisión de Economía, donde el presidente del ente provincial de A Coruña, Valentín González Formoso, marcó distancias con el plante de su compañera de partido al poner en valor el diálogo político y la «colaboración leal» con la Xunta.

Formoso inicio su intervención en la Cámara declarando que era «unha honra» representar a la Diputación coruñesa ante el Parlamento, primero porque es «a expresión democrática» del pueblo gallego, pero también porque está convencido de que los ciudadanos requieren de sus representantes políticos «diálogo, colaboración e coordinación» para hacer frente a los «retos complexos» de este tiempo. Además, resaltó que Xunta y Diputación comparten competencias, servicios y diversas actividades, lo que a su juicio «require da colaboración leal e de acordos xenerosos».

Los grupos políticos destacaron el talente de la Diputación de A Coruña en contraposición a la de Pontevedra. Luca Chao, de En Marea, agradeció que compareciera ante la comisión, «que polo visto non é o que van a facer todos os seus colegas». Y lo mismo desde el PP, pues pese a que el diputado Gonzalo Trenor lo recibió con una intervención muy crítica, dijo que la comparecencia de Formoso «cobra se cabe máis valor» ante las ausencias anunciadas de antemano.

Durante una intervención de más de media hora, el presidente del ente coruñés desgranó las cuentas que manejará la Diputación para el próximo año, aunque matizando que era solo una estimación, pues todavía no existe marco presupuestario de referencia a nivel estatal, y el grueso de las finanzas provinciales dependen de la participación en los tributos del Estado. De este modo, el organismo provincial prevé manejar 183,6 millones de euros en el 2019, lo que supone un 2,2 % más, y mantener el esquema de planes y programas de colaboración con los concellos, congelando tarifas y precios públicos, y sin recurrir a ninguna operación nueva de crédito.

El desafío de Carmela Silva

La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva,ha vuelto a desafiar al Parlamento gallego y, al igual que ocurriera el año pasado, anunció mediante una carta dirigida al presidente de la Cámara, Miguel Santalices, que hoy no comparecerá ante la comisión de Economía para explicar los presupuestos del ente provincial para el 2019.

Silva se desmarca así del camino tomado por sus colegas de las diputaciones de Lugo, A Coruña y Ourense, que sí acuden a la comisión parlamentaria a rendir cuentas, tal y como ha hecho hoy Formoso, en cumplimiento de la disposición adicional tercera del Estatuto de Autonomía de Galicia, que indica que los presupuestos de las diputaciones «uniranse» a los de la Xunta para una mejor coordinación. Es más, la Cámara aprobó, a petición del PP, una nueva disposición en la ley de acompañamiento del 2017 en el que ratifica que las diputaciones «deberán comparecer» ante la comisión para explicar sus cuentas.

No obstante, Carmela Silva cuestiona esta norma en la carta remitida a Santalices. Apunta que dicha disposición es «totalmente incongruente» y aprecia, de acuerdo con los servicios jurídicos de la Diputación, que «podería afectar ao dereito constitucional no exercicio do cargo público representativo».

Silva nunca ocultó su malestar por el mal trato que dice haber recibido en su última comparecencia en O Hórreo, en el 2016, cuando fue atacada por un diputado del PP por cuestiones que trascendían a los presupuestos. Remitió una carta de protesta al presidente de la Cámara, pero no obtuvo respuesta alguna.

Así que el año pasado reprochó la falta de cortesía con la que fue recibida en el Parlamento y esta vez, aunque no hace referencia a aquel episodio, sí se escuda en la autonomía local para negarse a comparecer. «A presidenta e o Goberno da Deputación só teñen a obriga de dar conta e someter os seus proxectos, incluídos os orzamentos, ao pleno da administración provincial», subraya Carmela Silva en la carta remitida al Parlamento, en la que acusa a la Xunta de buscar la «confrontación» en este asunto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Formoso marca distancias con Carmela Silva y pone en valor la «colaboración leal» con la Xunta