El camión camuflado que vigila el uso del móvil pone las primeras denuncias

Los agentes que lo conducen alertan a las patrullas de apoyo, que paran a los infractores

La furgoneta camuflada, ayer en Ordes. Además del camión, Trafico también prueba en Galicia la vigilancia desde una furgoneta blanca con las lunas tintadas, que ayer estaba en la carretera N-550
La furgoneta camuflada, ayer en Ordes. Además del camión, Trafico también prueba en Galicia la vigilancia desde una furgoneta blanca con las lunas tintadas, que ayer estaba en la carretera N-550

Redacción / la voz

El camión y la furgoneta camuflados que recorren estos días las carreteras convencionales gallegas para vigilar el uso del móvil al volante ya han detectado varias infracciones. Los guardias civiles que conducen el camión han alertado a los compañeros de los coches patrulla que los acompañan en el servicio, y estos han interceptado a los infractores y han tramitado las denuncias. Además del camión, los ensayos también se están realizando en furgonetas de la Guardia Civil. Se trata de comprobar si este sistema es eficaz y se puede implantar en el resto de las carreteras españolas. El director general de Tráfico, Pere Navarro, fue muy claro al explicar que esta prueba se dirige a combatir el que ahora es el mayor riesgo para el tráfico: el envío de wasaps.

Galicia, primera comunidad en probar camiones camuflados para vigilar el uso del móvil En las carreteras inglesas este sistema permitió captar a 4.000 infractores en dos años. El uso del teléfono al volante es la distracción que más muertes provoca, más de un tercio del total de víctimas en carretera

El móvil es el principal motivo de distracción al volante, un tipo de accidente que en los últimos dos años se ha convertido en la primera causa de muerte en las carreteras españolas. Las investigaciones de la Guardia Civil de Tráfico atribuyen a las distracciones un tercio de los siniestros graves, por lo que eliminar el uso del móvil de la conducción es una de las prioridades de la DGT.

Tanto el camión como la furgoneta circulan sin ningún tipo de distintivo que los identifique como vehículos oficiales. Pertenecen a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y con ellos se pretende ver lo que no se puede comprobar desde los turismos o las motos. Desde lo alto del camión o de la furgoneta hay un ángulo de visión mucho más adecuado para que los agentes de Tráfico puedan observar si los conductores van manipulando el teléfono móvil aunque intenten esconderlo. Desde un nivel más alto se puede saber si un conductor lleva el teléfono en la mano y lo está utilizando.

Escribiendo wasaps

Las fuentes consultadas en Tráfico aseguran que no se trata solo de descubrir al conductor que va manteniendo una conversación telefónica con el móvil en la mano, una irregularidad que es más fácil de ver desde fuera, sino de saber si ese automovilista está escribiendo un mensaje de WhatsApp, revisando las redes sociales o descargándose una película de Internet mientras conduce. Los especialistas de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil saben que en esos casos los infractores suelen bajar el móvil a la altura de las piernas para poder manipular las teclas sin ser vistos desde fuera del coche. Esos son, para los expertos, los conductores más peligrosos, porque se confían tanto en que son capaces de manejar el móvil y conducir al mismo tiempo que se olvidan de la carretera durante varios segundos, en los que sus vehículos recorren decenas de kilómetros completamente a ciegas.

Plan piloto en Galicia

El experimento que está realizando la DGT en las carreteras gallegas se realiza siempre con coches patrulla de apoyo, que son los que se encargan de parar a los conductores sorprendido usando el móvil. Ellos son los encargados de tramitar la denuncia cuando reciben el aviso de los compañeros que viajan en el camión o en la furgoneta desde la que se está realizando este plan piloto para vigilar el uso del móvil en la conducción.

Tráfico quiere retirar 2 puntos cuando se supere en 20 km/h el límite de 90

Los mensajes de wasap y los excesos de velocidad son dos de las grandes preocupaciones del director general de Tráfico, Pere Navarro, que ayer desgranó a Efe algunas de las medidas que quiere aplicar su departamento para disminuir la siniestralidad en las carreteras, entre las que estudia aumentar a 6 puntos la sanción por usar el móvil al volante y retirar 2 puntos si se supera en 20 km/h el límite máximo de 90 en las carreteras convencionales. Son lo que Navarro define como «luces rojas», que, a su juicio, llevan cuatro años encendidas y que han dibujado una curva ascendente en la siniestralidad en las carreteras españolas.

Vías convencionales

A 90 como máximo. Tráfico tiene sobre la mesa la reducción a 90 km/h de la velocidad máxima en las carreteras convencionales, que ahora es de 100. Es muy probable que para ejecutar esta medida el Ministerio del Interior recurra a la figura del real decreto, con lo que probablemente la nueva limitación se aplicaría a principios del próximo mes de enero. «Tenemos un problema con la velocidad», dice Navarro, que también propone la retirada de puntos cuando solo se haya superado en 20 km/h el límite de 90 en las convencionales. Hasta ahora, es exceso solo acarrea multa de 100 euros, pero no se detraen puntos, que solo se restan cuando el límite se supera en 30 km/h o más. Si esa propuesta sale adelante, con un exceso de 20 km/h en un límite de 90 el infractor perdería 2 puntos.

El móvil

«Algo habrá que hacer». Es la respuesta del director general al problema del uso del teléfono móvil al volante, sobre todo el WhatsApp, ya que es la primera causa de accidentes mortales, por delante de la velocidad y del consumo de alcohol y drogas. Navarro propone aumentar la pérdida de puntos por esa infracción, de los 2 actuales a 6 o 4, algo que aún está sin definir.

Cinturón de seguridad

«El que no se lo pone es porque no le da la gana». Tráfico estudia subir de 3 a 4 el número de puntos perdidos por no llevar el cinturón de seguridad, el casco o las sillitas infantiles. «Después de doce años, el que no se pone el cinturón no es porque no lo sepa, es porque no le da la gana. Y lo mismo pasa con el casco. No hay excusas», dice Navarro, que apuesta por endurecer el castigo por esas infracciones.

El móvil, la peor distracción y la primera causa de muerte

j. m. pan

El móvil ha irrumpido en el coche antes de que los responsables de la seguridad vial pudiesen tomar nota de los problemas que podría acarrear para el tráfico. Y esa irrupción se ha producido de la peor manera posible, con muchas muertes en las carreteras. Más del 30 % de las víctimas mortales en accidentes de tráfico se deben a distracciones, y dentro de ese grupo la mayoría están relacionadas con la utilización del teléfono móvil por parte de los conductores. Los estudios de la DGT indican que enviar un wasap requiere al menos cuatro segundos, y en ese tiempo un vehículo recorre decenas de metros en los que el conductor deja de mirar a la carretera.

Kilómetros a ciegas

Por mirar el móvil. Si miras el móvil de vez en cuando solo miras de vez en cuando la carretera. Este mensaje de una de las campañas de prevención lanzadas por la DGT resume el riesgo de usar el móvil mientras se conduce.

Un modo coche

Como en los aviones. Es una de las sugerencias que hace el director general de Tráfico, Pere Navarro, a los responsables de las operadoras de telefonía móvil. Se trata de que habiliten un modo coche para que el móvil quede fuera de servicio mientras se conduce, igual que sucede con el modo avión durante un vuelo. Ahora ya hay teléfonos, como algunos modelos de iPhone, que permiten activar esa opción.

El derecho de repetición

El seguro reclama los daños al causante. Es una propuesta lanzada por la consultora especializada Pons Seguridad Vial y que está estudiando la Dirección General de Tráfico. Se trata de que en los casos en los que el causante de un accidente fuese hablando por el móvil su aseguradora pagaría los daños, pero después le reclamaría el dinero a su asegurado.

La fiscalía, en alerta

Investigaciones especiales. También la Fiscalía de Seguridad Vial ha tomado medidas ante la escalada de accidentes causados por el teléfono móvil. El fiscal Bartolomé Vargas envió una instrucción a la Guardia Civil y a las policías locales para que extremen las investigaciones cuando sospechen que un accidente pudo tener la causa en el uso del teléfono móvil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
38 votos
Comentarios

El camión camuflado que vigila el uso del móvil pone las primeras denuncias