Cae en Santiago una red que obligaba a sus víctimas a prostituirse y a mendigar

La organización elegía a personas con discapacidades físicas a las que traían de Rumanía


santiago / la voz

Dos hombres de nacionalidad rumana y una mujer colombiana han sido detenidos por la Policía Nacional en Santiago, e ingresaron en prisión preventiva como presuntos integrantes de una red internacional de trata de seres humanos con fines de explotación para la mendicidad y para prostitución. Se ha liberado asimismo a diez personas, cuatro varones y seis mujeres, víctimas de esa actividad delictiva. También se han cursado tres órdenes europeas de detención y extradición para otros miembros residentes fuera de España.

La investigación comprobó cómo la organización captaba a sus víctimas en Rumanía. Elegían personas preferentemente con discapacidades físicas y psíquicas y las trasladaban con falsas promesas de vivienda y de trabajo en actividades hosteleras.

Algunas de esas personas se desplazaron a España acompañadas incluso de familias, y las trasladaban hasta la ciudad de A Coruña, donde las alojaban en infraviviendas que controlaba la organización. Los inmuebles a los que los llevaban tenían unas condiciones de salubridad, higiene y seguridad deplorables. Allí, las víctimas permanecían hacinadas, señala la policía.

Pidiendo limosna de rodillas

Después, los obligaban a mendigar por las calles de Santiago «pidiendo limosna de rodillas durante jornadas que duraban todo el día y sin importar las condiciones meteorológicas. También ejercían como mimos o estatuas humanas, recaudando dinero sin tiempo para descansar ni comer. Todo el dinero recaudado era entregado inmediatamente a los cabecillas», destacan los investigadores que consiguieron desmantelar la organización.

Además, los agentes verificaron cómo algunas de las víctimas femeninas fueron obligadas a ejercer la prostitución en un club de Santiago, «donde eran amenazadas y controladas en todo momento por la dueña del local. Una de las víctimas sufrió agresiones sexuales de forma continuada por el líder de la organización y fue obligada a tomar píldoras abortivas», resalta la policía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cae en Santiago una red que obligaba a sus víctimas a prostituirse y a mendigar