La Xunta cifra en 1.107 los jóvenes que se asentaron en el área rural en dos años

Los expertos calculan que Galicia necesitaría sumar 15.000 nuevos hogares hasta el año 2031


vigo / la voz

Galicia acabará la presente década con cien mil habitantes menos que los que tenía en el 2010. La comunidad bajará irremediablemente de los 2,7 millones en el próximo censo y serán nuevamente las poblaciones rurales las que más seguirán sufriendo la pérdida de residentes.

La Consellería do Medio Rural advierte que el 63 % de los titulares de explotaciones agrarias tienen más de 55 años, añadiendo así al problema de la despoblación el del envejecimiento de las sociedades rurales, donde los índices natalicios son ya mínimos. Nueve ayuntamientos gallegos no registraron ningún nacimiento el año pasado y otros 118 tuvieron menos de diez.

Expertos demógrafos como Carlos Ferrás han calculado que para dejar de perder censo, Galicia necesitaría sumar a los existentes 15.000 nuevos hogares hasta el año 2031. La vía elegida para la Xunta para intentar captar nuevos residentes es la de la emigración, atrayendo con ayudas y formación a gallegos residentes en el exterior y sus descendientes. Y en el interior, tras dos años de puesta en marcha del Plan de Fijación de Población en el Medio Rural, el Gobierno gallego estima que 1.107 han sido los jóvenes que se han asentado en pueblos de la comunidad, con proyectos en su mayoría vinculados al campo.

Con la previsión de crear unos 3.000 empleos directos en cuatro años, instalar en el medio rural 2.200 de ellos y actualizar el uso de 330.000 hectáreas de tierras, Medio Rural prevé destinar al plan en total 230,8 millones de euros, de los que 72 millones se dedicarán específicamente a mantener explotaciones agrarias y ganaderas mediante el relevo generacional de sus responsables.

La Xunta estima que el programa de incorporación de jóvenes al campo ha alcanzado ya el 50 % de sus objetivos con la instalación de 618 agricultores nuevos en el 2016 y 466 más en el 2017. Con otros programas financiados por la UE para la diversificación de la economía en el medio rural, como el Leader, la Administración gallega señala que en el 2017 se crearon 23 puestos de trabajo en el campo, «e existe o compromiso dos beneficiarios de manter 223 empregos durante cinco anos», apunta la consellería, que añade que al final del plan diseñado para fijar población en las localidades rurales se habrán creado o mantenido otros 608 empleos en actividades no agrícolas.

Promover la mejora de la red viaria del campo, apoyar la modernización y el incremento de la superficie de las explotaciones agrarias, fomentar la cooperación entre pequeños productores, impulsar grupos innovadores, respaldar la creación de empresas rurales no agrícolas y aportar una formación profesional continua son algunas de las medidas puestas en marcha en con dichos programa.

El Gobierno central también ha puesto en marcha un programa de apoyo al emprendimiento colectivo en el medio rural, como una de las primeras medidas frente a la despoblación. Con 80 millones de presupuesto y destinado a pueblos que no formen parte de áreas urbanas y tengan una población menor de 5.000 habitantes, o de hasta 10.000, si su saldo demográfico es negativo, el plan financiará iniciativas empresariales que generen empleo y estén impulsadas por jóvenes de entre 16 y 30 años. El anterior Gobierno de Rajoy había anunciado 100 millones de euros en ayudas para luchar contra la despoblación rural, pero el cambio de Ejecutivo frenó dicho plan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La Xunta cifra en 1.107 los jóvenes que se asentaron en el área rural en dos años