En libertad el último huido de la operación Mito

Lyudmil Veselinov Lyuvenov regresó a la calle en julio tras ser detenido en su país, Bulgaria, al que se escapó para evitar ser detenido en febrero en la última operación contra Sito Miñanco

Un registro por la operación Mito
Un registro por la operación Mito

Pontevedra

El ciudadano búlgaro Lyudmil Veselinov Lyuvenov quedó en libertad el pasado 10 de julio, y no en los últimos días como trascendió erróneamente, tras ser detenido en su país por su presunta participación en la organización de narcotráfico que se atribuye a José Ramón Padro Bugallo (Sito Miñanco) y que se explotó en febrero por parte de la Policía Nacional. Agentes de la Interpol arrestaron a Lyudmil, alias Nico, por orden de la Audiencia Nacional después de que abandonase España en febrero.

Lyuvenov, aunque quedó en libertad, está acusado de colaborar con la organización de Sito Miñanco prestando su residencia, situada en una nave de Colmenar Viejo, para que de una «forma segura se celebrasen en su interior reuniones muy importantes debido a la entidad de los sujetos que participan y la lejanía de los lugares de residencia de los mismos», considerando los investigadores que en estos encuentros se habrían impartido instrucciones con el fin de preparar las actividades ilícitas de la organización.

Lyudmil estuvo presente en varias de esas citas y también realizaba para la organización labores de seguridad y custodia, así como posiblemente su papel habría sido el llegar a aportar infraestructura y logística de transporte por tierra de la sustancia estupefaciente. Era de la máxima confianza de la cúpula de la organización investigada habiendo sido visto en distintas ocasiones y en distintas localidades junto a José Ramón Prado Bugallo.

La Fiscalía rebate los argumentos de los abogados de Sito Miñanco y los otros acusados por blanqueo de 10 millones de euros del narcotráfico

Javier Romero / López Penide
Sito Miñanco, ante la Audiencia de Pontevedra
Sito Miñanco, ante la Audiencia de Pontevedra

La llegada del cambadés a la Audiencia de Pontevedra, envuelta en una gran expectación mediática, implicó empezar de cero el juicio

Prácticamente compartiendo flashes y fotogramas con Miguel Rosendo, líder de los Miguelianos, el narco Sito Miñanco llegó esta mañana a la Audiencia de Pontevedra envuelto en una gran expectación mediática. El cambadés se sentó en el banquillo de los acusados acompañado por su hija Rosa María Prado Pouso, la que fuera su mujer, María Rosa Pouso Navazas, una hermana de esta última y un empresario, José Alberto Aguín Magdalena, condenado por receptación de drogas en la misma investigación que, a principios de los noventa, derivó en la condena de veinte años de prisión impuesta a Sito Miñanco. El fiscal solicita para cada uno seis años de cárcel y el pago de una multa de diez millones de euros por un supuesto delito de blanqueo de capitales.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

En libertad el último huido de la operación Mito