La DGT quiere apartar de las aceras los patinetes eléctricos más rápidos

Regulará su uso y los clasificará por el tamaño y por la velocidad que alcanzan


redacción / la voz

Los patinetes eléctricos han venido para quedarse. Y hay ciudades que ya están desbordadas por estos artilugios. Madrid o Barcelona tienen serios problemas en sus calles y han empezado a buscar soluciones con regulaciones de urgencia a la espera de que la Dirección General de Tráfico regule el uso de los vehículos de movilidad personal (VMP) que hasta el momento se encuadran los patinetes eléctricos, los Segway y otros artefactos similares. Tráfico ya ha anunciado que habrá una regulación específica para estos vehículos, que se hará mediante una modificación normativa en el Reglamento General de Vehículos.

Esa regulación permitirá unificar criterios para que haya una normativa básica común para todos los ayuntamientos, que podrán realizar ampliaciones y establecer en sus calles zonas destinadas al uso de estos vehículos. Aunque no han trascendido las claves de esa modificación normativa, fuentes de Tráfico explicaron que lo primero que se hará es clasificar a esos vehículos en función de tamaño y de las velocidades que pueden alcanzar. Y la idea con la que trabaja la DGT es la de separar los espacios para esos vehículos, de forma que los patinetes eléctricos más veloces, que pueden alcanzar hasta 30 kilómetros por hora, tengan que circular por la calzada.

Esa es la opción por la que también se decanta Octavio Ortega, experto de Pons Seguridad Vial, consultora especializada en movilidad urbana y que analiza la irrupción de los VMP en los desplazamientos diarios en las ciudades. «Creo que todo lo que no sea peatón debe ir por la calzada», afirma Ortega, que sostiene que la forma en la que circularán los patinetes más veloces dependerá de que se habiliten carriles especiales para ellos, aunque este experto cree que «una bicicleta sí podría convivir con un vehículo de movilidad personal». En las calles limitadas a 30 km/h ya hay ordenanzas municipales que proponen que los patinetes eléctricos compartan la calzada con coches y motos.

Tiene claro este especialista que es necesaria cuanto antes una regulación porque la legislación actual habla del peatón y de los vehículos a motor, pero no tiene en cuenta a los VMP, que no pueden inscribirse en ninguno de esos dos tipos. Y esa regulación partirá de la instrucción básica que dictó en el 2016 la Dirección General de Tráfico ante los problemas que ya entonces estaban empezando a surgir en las grandes ciudades. En ese documento se fijan normas básicas y ya se hace una clasificación de los nuevos vehículos.

Furor por los patinetes eléctricos: ¿por dónde pueden circular? Este tipo de vehículos se ven cada vez más en Galicia, pueden alcanzar los 30 kilómetros por hora, pero en realidad están en un limbo legal. Cada concello debe establecer si pueden viajar por el asfalto, las aceras o los carriles bici

Proteger a los usuarios

«Cuando todavía estábamos empezando a acostumbrándonos a convivir con las bicicletas aparecen los patinetes eléctricos», dice Octavio Ortega, quien apuesta además porque en la regulación que efectúe la Dirección General de Tráfico se tenga en cuenta también el tipo de usuario de los patinetes eléctricos. El experto de Pons Seguridad Vial cree que la DGT clasificará a este tipo de vehículos por su peso y su velocidad, y que en esa regulación habrá que proteger a sus usuarios, obligando por ejemplo al uso de casco a menores de 16 años, como sucede ahora con las bicicletas.

Algunas ciudades ya ordenan el uso del casco y que tengan luces para circular de noche

Ahora mismo, un patinete que circule por la calzada puede ser sancionado con multas de entre 80 y 200 euros, ya que es una infracción recogida en el Reglamento General de Circulación, que en el apartado dedicado a los peatones dice que «los que utilicen monopatines, patines o aparatos similares no podrán circular por la calzada, salvo que se trate de zonas, vías o partes de estas que les estén especialmente destinadas, y solo podrán circular a paso de persona por las aceras o por las calles residenciales debidamente señalizadas».

Es muy probable que en la regulación que haga Tráfico se haga otra redacción de este punto o se establezca una nueva denominación para los vehículos a los que se refiere el artículo, ya que evidentemente quienes utilizan los patinetes y aparatos similares dotados de motor eléctrico no pueden ser considerados peatones, puesto que son vehículos que pueden llegar a alcanzar los 30 kilómetros por hora.

Las ordenanzas que han elaborado algunos ayuntamientos pueden dar pistas sobre aspectos que se incluirían en la regulación que prepara Tráfico. Se permite a los vehículos de tipo A y B ir por parques y carriles bici, y por las calzadas si alcanzan al menos los 20 km/h. En esas ordenanzas se propone el uso del casco para los VMP de clase B, que deben tener freno y timbre, además de luces y elementos reflectantes cuando circulen de noche. Desde Pons Seguridad Vial recuerdan que la tendencia actual en las ciudades que están actualizando sus ordenanzas de circulación es la de favorecer la movilidad peatonal, dificultando o prohibiendo la circulación de vehículos a motor por el centro, «y como norma general, los VMP se bajan de la acera».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

La DGT quiere apartar de las aceras los patinetes eléctricos más rápidos