El director de un banco de Castro de Rei, en busca y captura por apropiarse de dinero de clientes

El acusado se habría apropiado de más de medio millón de euros


lugo / la voz

Un exdirector de una sucursal bancaria de Castro de Ribeiras do Lea, en Castro de Rei, acusado de un delito continuado de apropiación indebida de dinero (en total, más de 500.000 euros) de los clientes de la entidad, tenía que haberse sentado ayer en el banquillo de los acusados en la Audiencia Provincial de Lugo, pero no compareció. La vista tuvo que ser suspendida y el tribunal resolvió declararlo en busca y captura, a propuesta de la fiscala y con la aquiescencia de los representantes de los damnificados. El acusado, Manuel V. A., fue detenido el pasado mes de agosto en Barajas, pero quedó en libertad. Su letrado, Felipe Pacheco, presentó escrito de renuncia para dejar de representar al acusado.

De acuerdo con la acusación pública, entre los años 2010 y 2012 el acusado se apropió, mediante reintegros, de casi 500.000 euros, así como de 58.000 euros de otro cliente que fue a retirar 60.000 y solo se llevó 2.000 en el sobre que le dio el entonces director.

La Fiscalía pide una pena de cinco años de prisión y multa de once meses a diez euros por día. El letrado Felipe Pacheco señaló que su hasta ahora defendido no se encuentra actualmente en España. Aseguró desconocer dónde está. Explicó que la última comunicación con el procesado se produjo en agosto pasado, con ocasión de haber sido detenido en Barajas. En ese caso, intervino una abogada de su mismo despacho, pero no él. Pacheco indicó en sala que se había puesto en contacto con familiares del acusado, que le dieron a entender que no tenía intención de comparecer a la vista fijada para la mañana de ayer en la Audiencia Provincial. Dijo que no pudo contactar con su defendido antes del día fijado para el juicio, por lo que ya presentó escrito de renuncia.

Uno de los damnificados, representado por el abogado Francisco Torrijos, se acercó a la entidad bancaria, según este letrado, para retirar 60.000 euros en efectivo, cantidad que habitualmente utilizaba cada semana para tratos en el mercado de ganado de Castro de Ribeiras do Lea. Cogió el sobre que le entregó el director sin mirar su contenido, y, al poco rato, comprobó que solo había 2.000 euros. Al día siguiente acudió a la entidad bancaria, donde, según el abogado del damnificado, le dijeron que era el director y no el banco el que le debía ese dinero. 

Indemnizaciones

Este cliente, según la Fiscalía, deberá ser indemnizado directamente por el acusado. La entidad abonó el importe de los reintegros a los demás afectados (cinco en total) y ahora reclama la cantidad que le corresponda en derecho. El acusado, según el relato de la Fiscalía, indemnizó al banco con 36.300 euros; la Fiscalía pide que, como parte de la condena, aporte la cantidad restante abonada por la entidad bancaria por los reintegros (455.000 euros).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El director de un banco de Castro de Rei, en busca y captura por apropiarse de dinero de clientes