Las obras del tramo más retrasado del AVE a Galicia cumplen los plazos

El viaducto que mayor demora acumulaba estará terminado el próximo junio, según el Gobierno


ourense / la voz

Es un tramo de una enorme complejidad técnica y también uno de los que en su ejecución acumulaba un mayor retraso. Sin embargo, las obras del AVE a Galicia entre Portocamba y Cerdedelo, en el municipio ourensano de Laza, están avanzando conforme a los plazos previstos para cumplir con el compromiso de que la línea de alta velocidad entre en servicio el próximo año 2020. Así lo afirmó ayer el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, que visitó las obras acompañado del director general de Construcción del ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), Juan Pablo Villanueva.

En su intervención ante los medios de comunicación, Losada hizo hincapié en el «descomunal» trabajo que suponen las obras que se están desarrollando entre Portocamba y Cerdedelo. «La magnitud de la obra que estamos viendo va en paralelo a la magnitud del compromiso que tiene el Gobierno de España con la llegada de la alta velocidad a Galicia», señaló el delegado, que destacó el viaducto de Teixeiras. Según dijo, su longitud equivale a cinco catedrales de Santiago y su altitud a tres, «una encima de otra».

El director general de Construcción del ADIF explicó, por su parte, que tanto en este subtramo como en el resto de los que están en marcha se está cumpliendo el cronograma previsto. La línea de alta velocidad a Galicia cuenta con dos tramos en obras y el primero de ellos, entre Zamora y Pedralba de la Pradería, entrará en servicio el año que viene y, tal y como recordó Javier Losada ayer, permitirá reducir el viaje a Madrid en una hora. En el otro tramo, entre Pedralba y Ourense, es en el que se incluye el subtramo Portocamba y Cerdedelo, el más retrasado. Según dijo Juan Pablo Villanueva, en junio del año que viene estará terminado, incluido el complejo viaducto de Teixeiras.

Quedaría aún la adaptación del trazado actual en 17 kilómetros a la entrada a la capital ourensana, pero el Gobierno mantiene el año 2020 para la entrada en servicio de la línea.

El ADIF afirma que toma las medidas necesarias para evitar accidentes laborales y vertidos

Los técnicos que acompañaron ayer a Javier Losada durante su visita a las obras del subtramo Portocamba-Cerdedelo destacaron la dificultad técnica de estos trabajos, que el director general de Construcción del ADIF, Juan Pablo Villanueva, calificó de «extrema». La abrupta orografía de la zona obstaculizó la ejecución del viaducto de Teixeiras, que tiene más de quinientos metros de largo y más de cien de alto. Además, la composición de los suelos obligó a cimentar los pilares con pivotes. Todo ello sin contar con la dificultad técnica que supone en sí misma la ejecución de dos semiarcos que se construyen en vertical para después abatirlos 28 grados y que se junten en un gran arco central de 132 metros de luz.

El carácter abrupto de las laderas en las que se asienta el viaducto complicó los accesos y también obligó poner en marcha medidas muy exhaustivas para evitar vertidos contaminantes al regato das Teixeiras, que está incluido en el lugar de importancia comunitaria (LIC) del río Támega. Pese a todo, en esa comarca, la de Monterrei, son frecuentes las quejas por episodios de turbidez del agua que muchos achacan a las obras del AVE. Preguntado por ello, Juan Pablo Villanueva explicó que es casi imposible contener las grandes trombas, pero en esos casos los cauces son limpiados. El director general de Construcción del ADIF también fue preguntado acerca de las críticas sindicales por las muertes en accidentes laborales. La última tuvo lugar la semana pasada y Villanueva explicó que están investigando lo ocurrido. Aseguró, en todo caso, que están poniendo todas las medidas necesarias para tratar de evitar más muertes.

Ethel Vázquez critica la visita: «Se trata de un acto de deslealtad institucional sin precedentes»

La visita de Losada a las obras del AVE no sentó demasiado bien a la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, que la calificó como «acto de deslealtad institucional sin precedentes». «Desde luego, el Gobierno de España y por supuesto el delegado del Gobierno saben que la prioridad número uno en materia de infraestructuras en Galicia es la llegada del AVE a Galicia», señaló ayer la titular del departamento autonómico.

Vázquez subrayó el «enorme interés» del Gobierno autonómico en hacer un «seguimiento específico» de las obras, algo que, recalcó, la Xunta trasladó «personalmente» a Fomento. «Es la primera vez que se realiza una visita institucional y oficial a las obras de la llegada del AVE a Galicia sin informar al Gobierno gallego y, por tanto, lo que nos parece es un acto de deslealtad institucional sin precedentes con el Gobierno que representa a todos los gallegos», dijo la conselleira.

El delegado del Gobierno, Javier Losada, visitó ayer las obras de la línea de alta velocidad acompañado por el director general de Construcción del ADIF, Juan Pablo Villanueva. A la visita no fue invitada la Xunta, según Vázquez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos
Comentarios

Las obras del tramo más retrasado del AVE a Galicia cumplen los plazos