La tarifa plana sustituye ya a los peajes en las autopistas de nueve países de Europa

Carlos Punzón
carlos punzón VIGO / LA VOZ

GALICIA

La viñeta más cara es la de Hungría, cuyo coste anual es inferior al de nueve viajes por la AP-9 entre Vigo y A Coruña

13 oct 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, expresó en su viaje a Galicia su intención de abrir un debate sobre los excesivos beneficios que a su entender obtienen en España las concesionarias de autopistas, y a la vez solventar cómo se va a costear el mantenimiento de las vías de alta capacidad que en los próximos años quedarán libres de peajes. Nueve países de Europa han implantado ya el sistema de tarifa plana en sus autopistas y autovías, que se pueden recorrer sin límite de viajes a cambio de la adquisición de la llamada viñeta, cuyo precio es mucho más económico que los peajes que tienen que afrontar los conductores en Galicia. En casi todos los países donde es obligatoria su compra existe la posibilidad de adecuarla a la estancia o a los viajes: por días, semanas, meses o un año.

hungría

La más cara. Cuenta con la viñeta más cara de Europa, aunque por 10,78 euros se puede comprar la habilitada para diez días, sin límite de recorridos. Sube a 14,73 para un mes y a 132,45 la anual (en realidad cubre 13 meses). Aunque el coste es elevado, resulta inferior al gasto en peajes de nueve viajes por la AP-9 entre Vigo y A Coruña. El país magiar tiene además viñetas provinciales para los que no salgan de sus demarcaciones. Su precio anual es de solo 15,40 euros. Ser sorprendido sin la pegatina electrónica en el parabrisas del vehículo o llevarla caducada acarrean multas de entre 45,8 y 324 euros.

montenegro

La ecológica. El país balcánico ha adoptado la viñeta como un impuesto ecológico tras declararse como «Estado democrático, social y ecológico». Los residentes en Montenegro pagan la tasa cuando matriculan el vehículo, mientras que los extranjeros tienen que abonarla al entrar en el país, a un coste de 10 euros para transportes ligeros.

suiza

Vía de financiación. Suiza es uno de los países de Europa con la mayor red de autopistas en relación con su tamaño. La viñeta suiza es de las que más tradición tiene en el continente, y fue adoptada como vía de financiación del mantenimiento de la red. Su precio, dependiendo del valor de la moneda, ronda los 40 euros (ahora 35,04) y es válida entre el 1 de enero de un año y el 31 de enero del siguiente. Los coches con caravana deben de adquirir dos. Se vende en oficinas de correos, gasolineras, aparcamientos y oficinas cantonales de tráfico.

austria

Diversidad. Las viñetas austríacas se venden en las gasolineras de los países vecinos y es obligatorio contar con ella al cruzar la frontera. También los estancos del país la comercializan. O se puede adquirir por Internet, pero como máximo 18 días antes de utilizarla. Hay viñetas para autopistas y para autovías. Las controlan cámaras a lo largo del recorrido y los gestores de los viales. Su precio oscila entre 26,20 euros para dos meses y 87,30 para un año. ¡Ojo!, hay peajes clásicos también en algunas carreteras alpinas y túneles.

eslovenia

Altas multas. El precio de la tarifa plana eslovena varía en función de la altura de los ejes del vehículo. Para siete días cuesta 15 euros para un vehículo ligero tradicional, 30 para un mes y 110 la anual. Las multas por no portarla van de 300 a 800 euros.

rumanía

La más barata. Utilizar las autopistas rumanas cuesta en el equivalente a peajes solo 3 euros para siete días y sube a 7 para un mes. La viñeta anual tan solo vale 28 euros, ocho más que la tarifa de Audasa para transitar entre Ferrol y Tui. Eso sí, hay pasos, como puentes, que aún cuentan con peajes clásicos.

bulgaria

Casi todo con viñeta. Solo las circunvalaciones, enlaces y calles urbanas están exentas de portar la viñeta. Según el peso del vehículo, el coste de la viñeta es de 8 euros para estancias de siete días, de 15 para un mes y de 50 para todo el año. El puente sobre el río Danubio tiene su propio peaje. Si le sorprenden sin la viñeta, la multa es de 250 euros.