Galicia tendrá en 15 años la población de 1941

El peso demográfico gallego en España caerá a un 5,2 %, con Canarias a punto de rebasarla


vigo / la voz

Lo único que resta es tratar de ralentizar la caída demográfica que Galicia irremediablemente seguirá sufriendo. Demógrafos de toda España han sido convocados por el Instituto Nacional de Estadística para analizar con más profundidad y certeza los datos demográficos existentes y proyectarlos al año 2033.

Tras ese análisis y contar con que la población de Galicia ha menguado de manera continuada desde el 2010, la proyección para los próximos quince años sitúa la comunidad en un censo similar al de 1941. Un retroceso de 92 años, por tanto, en evolución demográfica que dejará Galicia en el 2033 con 2.564.491 personas, 138.799 menos que ahora. Solo Castilla y León perderá más habitantes (206.948). Proporcionalmente la comunidad gallega se quedará sin el 5,1 % de su censo, mientras Castilla y León bajará un 8,6, Asturias un 8,5, y Extremadura un 6,6 %.

Pero la evolución de Galicia aún contrastará más con el dato global de España, donde se estima que habrá 2,3 millones de personas más que en la actualidad, un crecimiento que supone un aumento de un 5,1 %, el mismo porcentaje pero en sentido inverso que lo proyectado para la comunidad gallega.

Diferencia con España

¿Y dónde radica esa diferencia de comportamiento poblacional entre Galicia y España? El censo español ya refleja desde el año pasado un saldo vegetativo negativo: mueren más personas de las que nacen. Y a Galicia le ocurre lo mismo pero desde 1988, lo que define una pérdida más sostenida y prolongada. A mayores, España solo perdió población en este siglo en los últimos años de la crisis, entre el 2012 y el 2015, y Galicia lo hace ya desde hace ocho años, fruto inicialmente de un saldo migratorio adverso hasta el 2012, pero sobre todo por el saldo vegetativo negativo citado. Mueren ahora 13.522 personas más que las que nacen y dentro de quince años el saldo será ya de -18.663, a causa del progresivo envejecimiento de la población gallega.

Otra clave en el comportamiento demográfico diferenciado entre los dos territorios viene dada por la estimación de que España, según los demógrafos, ganará por la vía de captación de inmigrantes del extranjero 3,4 millones de nuevos residentes. En el caso gallego se cifra en 116.947 el saldo a favor que quedará entre el 2019 y el 2032 entre los que llegan para residir en la comunidad procedentes de otros países y los que emigrarán al extranjero. Con el resto de las autonomías, se estima que Galicia siga cediendo población hasta el año 2026, acabando al final de la serie proyectada con un balance adverso de -1.696 personas por esa vía.

Peso en España

Según los análisis aportados ayer, Galicia no perderá ningún puesto en el ránking poblacional español, en el que seguirá en quinta posición, pero en el 2033 se verá amenazada de seguir la estela, aunque a distancia, de Andalucía, Cataluña, Madrid y Valencia. Canarias consolidará el salto poblacional que viene registrando, y se quedará a 13.225 habitantes de Galicia, cuando ahora está a 526.135. También se acercará el País Vasco, la autonomía que más invierte en conciliación y políticas familiar. Está ahora a 532.159 habitantes y se situará a 370.798.

El poder de exigencia presupuestaria de Galicia, el respaldo a sus reivindicaciones sobre infraestructuras o el apoyo a sus políticas sociales correrán el riesgo de contar con menos eco, dado que, al final de los años proyectados, de cada cien españoles poco más de cinco serán gallegos. Del 11,5 % que llegó a pesar en el conjunto estatal en el año 1857, o incluso del 10,6 % cuando solo era superada en el censo por Andalucía y Castilla y León, en 1900, se cayó en el 2001 a un 6,7 %, ahora es del 5,8 y llegará en el 2032 a un pírrico 5,2 %.

De jarrón a árbol

Pero además los habitantes de Galicia estarán aún más envejecidos. La pirámide de población que se dibujará dentro de quince años pasará de tener figura de jarrón a convertirse progresivamente en la imagen de un árbol, cada vez más delgado en su tronco y más ancho en su copa. En 1981 el tramo con más integrantes era el que abarcaba de los 10 a los 14 años. En el 2011 esa situación dio un salto considerable para convertirse en mayoritario el de 35 a 39 años. Ahora el de mayor peso es el de 40 a 44 años. Y volverá a cambiar en el 2032 para otorgar esa posición de más habitantes al de 55 a 59 años, dejando claro el desplazamiento del grueso del censo hacia las edades más avanzadas. De hecho los mayores de 65 años serán entonces el 31,3 % de la población, con lo que de más gasto y menos riqueza generada supone. La edad media subirá de 47 a 50,6 años.

La evolución que determinan los demógrafos que ha reunido el INE prevé también que el parque de viviendas de la comunidad crezca solo en 14.901 hogares para situarse en 1,09 millones. La bolsa de viviendas reflejará además el declive en edad que registrará Galicia, pues se pasará de un 25 % de hogares habitados por una sola persona, la mayoría mayores, a un 29,4 %. En el conjunto de España es la tipología de vivienda que más crecerá, y llegará a 5,8 millones de hogares.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Galicia tendrá en 15 años la población de 1941