El corredor de Monforte, once muertos en solo cuatro años

La mayoría de los accidentes son choques frontales


LUGO / LA VOZ

José David Cobas, de 58 años, y Miguel Ángel Arias, de 49, elevan a 15 el número de muertos en la provincia de Lugo en lo que va de año y a tres el de los fallecidos en el corredor que une Nadela con Monforte de Lemos. Sus muertes también reabren el debate sobre la seguridad en esta vía de altas prestaciones (VAP), que cuenta desde el año 2011 con un proyecto de trazado para su desdoblamiento con un presupuesto de más de 38 millones de euros.

José David y Miguel Ángel, ambos naturales de Sarria, murieron la noche del lunes, a la altura del kilómetro 15, en el municipio de O Páramo, después de que el Opel Corsa que conducía Miguel Ángel invadiese el carril contrario, en un tramo con línea continua, y chocara frontalmente contra el Fiat Punto que conducía José David, que en el momento del siniestro viajaba con su esposa. Él murió en el acto y ella, empleada de Correos, se recupera en el HULA de graves lesiones. Hay una investigación abierta para esclarecer lo ocurrido y se investiga si el conductor que invadió el sentido contrario y que regresaba de realizar sus trabajos en una granja, circulaba bajo los efectos de sustancias estupefacientes. Este hombre, que viajaba con su perra, murió a causa de la colisión, pero su coche empezó a arder inmediatamente. En principio se descarta que el conductor sufriera una indisposición al volante, pero no es posible descartarlo con total certeza.

26 kilómetros de riesgo

Cuando la Central Operativa de Tráfico (COTA) de la comandancia de Lugo recibe una alerta por accidente en esta carretera, denominada CG-2.2, saltan las alarmas. Es muy probable que haya muertos o heridos graves. Esto se debe a que la mayoría de los accidentes son por invasiones del carril contrario que terminan en colisiones frontales. En alguna ocasión, como en un accidente registrado en abril del 2016 en el kilómetro 34 de dicha vía, la tragedia se debió a una salida de vía de una conductora.

El día a día en un viaje de 26 kilómetros -distancia entre Lugo y Sarria- se resume en circulación intensa, con numerosos vehículos pesados, pocos tramos donde está permitido el adelantamiento y desesperación de conductores que llegan a no respetar la distancia de seguridad. Varios de estos tramos se encuentran en subida, donde los conductores todavía se pegan más a los vehículos que circulan delante. La irresponsabilidad de muchos, no respetar las normas y la prisa de la mayoría por llegar a su destino son las principales causas de los accidentes en esta vía de altas prestaciones.

Dada esta situación, el desdoblamiento (para convertir el corredor en una autovía) o, en su defecto, la colocación de una mediana en medio de ambos carriles, podría ser una buena solución para paliar este problema.

El corredor Nadela- Sarria, que fue inaugurado el 19 de diciembre del 2008, suma 11 muertes en los últimos cuatro años. En algún mes, como en octubre del 2014, llegó a registrar hasta 5 fallecidos. Se trata de una vía convencional con unas características determinadas y una velocidad máxima limitada a 100 kilómetros por hora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

El corredor de Monforte, once muertos en solo cuatro años