La Diputación de Pontevedra denuncia al alcalde de Vilanova por incitación al odio

Insiste en que Gonzalo Durán debe dimitir por haberle llamado «chacha» a Carmela Silva


pontevedra / la voz

Basta escuchar una única intervención pública de la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, para entender que esta institución hace bandera de la lucha contra el machismo. Da igual el motivo de su comparecencia. Es casi imposible que Silva, al principio o al final, no dedique palabras a condenar los sucesivos ataques que sufren las mujeres aquí y allí. Lo hace a diario. Pero, paradójicamente, ayer Carmela Silva no salió a defenderse de las palabras del alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán, que el viernes la llamó «chacha para todo» del «anciano» Abel Caballero. Dejó que hablase por ella un hombre, Carlos López Font, portavoz del gobierno provincial. Y lo hizo, según López Font, por dos motivos. Primero, porque el gobierno provincial quiere dejar claro que también hay muchos hombres «avergonzados» y dispuestos a dar un paso adelante contra el machismo. Y, segundo, porque no quiere que los insultos se entiendan exclusivamente como una afrenta a su persona, sino como «un ataque a la dignidad de todas las mujeres».

López Font fue muy tajante. Señaló que los servicios jurídicos de la Diputación presentarán en los tribunales una denuncia «frente a las injurias y calumnias, pero también frente a la posible incitación al odio que suponen las declaraciones del señor Durán». Insistió en que no se trata de defender a la presidenta, sino de parar el machismo. Y, a partir de ahí, calificó de forma durísima las expresiones de Durán: «El lenguaje que empleó es bélico. Y su ataque fue machista, clasista y fascista», remachó.

«Será cómplice»

López Font dijo que fueron «miles de mensajes de apoyo de todo tipo de colectivos, de asociaciones y de numerosos partidos políticos» los que recibió la presidenta de la Diputación. Y que, sin embargo, no le llegó ninguno de dirigentes populares. Aprovechó entonces para decirle al PP que, si no condena lo dicho por el alcalde de Vilanova y no actúa al respecto, «será totalmente cómplice». Se dirigió explícitamente a Núñez Feijoo y Alfonso Rueda, a los que reclamó explicaciones. Y dijo que le parece incomprensible el silencio de Susana López Abella, secretaria de Igualdade de la Xunta. Pidió también, como era previsible, la dimisión del alcalde de Vilanova de Arousa.

Hacia el final, y cuando la rueda de prensa ya parecía prácticamente liquidada, López Font levantó la voz para pronunciar una frase que le devolvió toda la atención de los periodistas: «El machismo mata», dijo con contundencia. A renglón seguido, añadió: «Y el origen de ese machismo que mata está en frases como las que pronunció el alcalde de Vilanova», sentenció.

Tras las palabras y el anuncio de la demanda, llegó también una convocatoria del PSOE. Llaman a la ciudadanía de Pontevedra a una concentración bajo el lema «Machismo institucional non». Será mañana, a las ocho de la tarde, en el cruce de las calles Daniel de la Sota y Peregrina.

Leiceaga exige a Feijoo una reacción urgente y Adriana Lastra reclama a Casado su cese

El portavoz parlamentario del PSdeG cree que el presidente de la Xunta no puede llegar hoy al debate de política general «sen que isto se resolva». Xoaquín Fernández Leiceaga sugirió al PPdeG que tome medidas para que Durán se quede al margen de la política gallega, una idea que la vicesecretaria general de los socialistas, Adriana Lastra, elevó al ámbito nacional al exigir en un acto en Canarias que Pablo Casado y Teodoro García Egea tomen medidas drásticas por los comentarios «misóginos».

También en la Cámara gallega el portavoz de En Marea hizo un repaso de otros asuntos del pasado que enmarcó en la «realidade machista do PP». Luís Villares citó unas declaraciones del alcalde de Noia, recordó al de Palas de Rei, «condeado por acoso», y puso en su lista al presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, al que también tildó de «acosador». El líder rupturista reclamó el cese del regidor o, en su defecto, que los populares le retiren el apoyo orgánico. Por su parte, la diputada autonómica del BNG Olalla Rodil expresó su apoyo a Silva y consideró que Durán atacó a una mujer «polo mero feito de selo». El Bloque también solicitó su cese y Rodil recuperó como ejemplo un enfrentamiento que Feijoo y la portavoz Ana Pontón tuvieron hace unos meses en O Hórreo.

Somos Cambados lanzaba el guante al PSOE comarcal e instaba a los representantes del partido en la Mancomunidade do Salnés a promover una moción de censura contra el regidor vilanovés, que preside esa entidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Diputación de Pontevedra denuncia al alcalde de Vilanova por incitación al odio