El ministro de Fomento enfría el traspaso de la AP-9 para evitar «arbitrariedades»

Ábalos traslada a la Xunta la idea del Gobierno de abordar las transferencias de forma global


santiago / la voz

El Gobierno central no va a tratar la transferencia de la AP-9 a Galicia de forma independiente, y de existir alguna posibilidad de que se produzca algún avance, será dentro de un posicionamiento global que incluya las reclamaciones de otras comunidades. «No podemos cometer arbitrariedades en la descentralización ni ser discrecionales», resumió el ministro de Fomento, que este miércoles mantuvo junto a miembros de su gabinete una reunión de más de dos horas con el presidente de la Xunta y la conselleira de Infraestruturas.

José Luis Ábalos insistió en que no tiene un posicionamiento «contrario» y presumió de haber permitido el debate en el Congreso de esta reclamación de la Administración gallega, pero a continuación deslizó argumentos muy similares a los que le servían al Ejecutivo de Rajoy para negar la transferencia: calificó casi como «una doctrina de Fomento» no atender este tipo de peticiones autonómicas para mantener una «visión de Estado» y de preservación del interés nacional sobre infraestructuras estratégicas, y descartó por completo un rescate de la concesión por su alto coste económico.

Pero no todo fue agua fría. La Xunta le arrancó al ministro el compromiso de reactivar la comisión bilateral de seguimiento de la autopista en la que se deben debatir y analizar todas las cuestiones que le atañen, desde las obras ya realizadas, la repercusión de los peajes, la conectividad con las ciudades y la posibilidad de levantar las barreras en el tramo Redondela-Vigo, iniciativa para la que no ofreció ninguna fecha. La primera reunión se celebrará en las próximas semanas.

El mantenimiento de las vías

Y también añadió otra reflexión que si bien no despeja ningún interrogante, evidencia la intención del Gobierno de sentarse a analizar algunas cuestiones que podrían abrir el debate interno sobre la titularidad de determinadas vías. Se refirió al problema de mantenimiento de la red viaria española, muy deficitario en relación a los kilómetros de alta capacidad que se han puesto en marcha en los últimos años. «Tenemos que plantearnos la financiación de la conservación de la red viaria, pero vamos a hacerlo desde una posición igualitaria».

Feijoo, que compareció junto a Ábalos para desgranar los contenidos de la cumbre, evitó hacer una valoración profunda de la postura de Fomento. «Non quero facer unha interpretación secundaria, pero creo que o ministro non dixo que non». Ábalos le dio el visto bueno: «Es un buen resumen». De esta manera, el presidente de la Xunta evitó una situación más incómoda en torno a este asunto, aunque no dejó de transmitir su convicción personal y política de que la transferencia «pódese facer» porque se trata de una infraestructura que discurre íntegramente por Galicia, que no está conectada con Portugal y que, además, se trata de una reivindicación que tiene el respaldo de todas las fuerzas del Parlamento de Galicia.

Feijoo y Ábalos revisaron la situación de otras actuaciones viarias como la nueva autovía Vigo-Porriño, que sigue siendo «prioritaria»; los avances en la autovía Lugo-Ourense y en la autovía da Mariña, que está inmersas en procesos de adjudicación; y la Xunta también solicitó a Fomento que acelere al máximo los plazos de la autovía Lugo-Santiago, cuya finalización está prevista para el 2022. Feijoo sugirió que esté acabada en el 2021 para restar tráfico a la carretera nacional, por la que circularán en algunos tramos miles de peregrinos.

El ministro asegura que el PP dejó sin concretar todos los proyectos que Vigo aguarda hace años

c.p.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, eligió a Abel Caballero como su primer interlocutor en el viaje de dos días a Galicia que culmina hoy. No dejó apenas fechas de conclusión de obras encima de la mesa de la alcaldía viguesa, pero sí un reproche generalizado hacia los Gobiernos del PP anteriores culpándolos de los retrasos que acumulan los proyectos de infraestructuras más relevantes que desde hace años viene reclamando Vigo. Aun así, Caballero mostró su satisfacción con el encuentro. «Quiero mostrar mi felicidad absoluta», dijo, aunque su advertencia de que jamás los vigueses tendrían que desplazarse hasta Santiago para ir a Madrid en AVE ayer quedó certificado que no será tenida en cuenta y que durante años ese viaje tendrá que dar un rodeo por Santiago, pues el ramal directo proyectado por Cerdedo volverá a ser sometido a un nuevo impacto ambiental, trámite que como mínimo durará año y medio.

Y si el AVE directo de Vigo iniciará de nuevo un horizonte temporal de tramitación administrativa incierto, tras pasar ya por manos de siete ministros de Fomento, tampoco guarda más concreción la conexión entre Vigo y O Porriño por carretera para salvar la peligrosa autovía A-55. El ministro de Fomento achacó al anterior Gobierno de Rajoy prácticamente haber engañado con el alcance real del anunciado Plan Extraordinario de Inversiones en Carreteras (PIC) en el que se enmarcaba la realización de una variante por túnel entre las dos poblaciones del sur de Galicia. «Ese plan tiene más nombre que realidad, [...] no hay contenido ni desarrollo», aseveró José Luis Ábalos para a continuación advertir que «la única forma de acometer la obra va a tener que ser la vía presupuestaria ordinaria». «Vamos a empezar con los estudios de trazado y los trámites previos a la redacción del proyecto, y lo sacamos del espacio de imposible cumplimiento a la vía del cumplimiento ordinario, como son los Presupuestos Generales del Estado», añadió, para ligar así las posibilidades de la alternativa a una de las carreteras con mayor siniestralidad de España a que el PSOE consiga que sus cuentas sean aprobadas por las Cortes.

Además de con Ábalos, Caballero ya se ha reunido con los ministros de Política Territorial, Cultura, Defensa, Presidencia, Hacienda y Transición Ecológica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El ministro de Fomento enfría el traspaso de la AP-9 para evitar «arbitrariedades»