Alumnos de 11 años ven un fallo en un libro de texto y la RAE les da la razón

Un grupo de niños de Maceda encontraron el error en el uso de la palabra «gafa»


ourense / la voz

Los diccionarios de lengua española y lingua galega están siempre presentes en el aula de los alumnos de sexto curso de primaria del colegio público del concello ourensano de Maceda. En ellos consultan dudas de todo tipo y se apoyan para el estudio de las diferentes materias. Tanto con los ejemplares físicos como a través de la web, visionándolos en la pantalla digital del aula. Hace una semana, los escolares de entre 11 y 12 años se enfrentaron a la lección sobre las palabras plurales y singulares y cómo se forman.

Su profesora Isabel Cid tras enseñarles su uso les puso deberes. Un ejercicio que venía en el libro de Lengua Española que utilizan en el aula. Y la duda surgió. En el libro de texto debían poner el singular de gafas. La sorpresa fue encontrar que no variaba, según las soluciones del propio libro. Antes de nada revisaron sus diccionarios y encontraron que la palabra estaba contemplada sin la -s final como primera acepción. «Gafa: Anteojos que se sujetan a las orejas o de alguna manera por detrás de la cabeza». Fue cuando decidieron, entre todos, escribir a la Real Academia Española para resolver su duda. Pensaron, incluso, que podría ser que esa palabra se hubiera retirado del diccionario.

«Somos la clase de 6.º de primaria del CEIP de Maceda (Ourense). En nuestro libro de texto aparece “gafas” como sustantivo invariable para singular y plural. Pero en su diccionario aparece el singular “gafa”. ¿Son, entonces, correctas ambas formas?», escribieron a través de la red social de la RAE. Solo pasaron 10 minutos y ya tenían la respuesta. «#RAEconsultas Para referirse a uno solo de estos objetos compuestos de dos lentes, es válido usar el singular “gafa”, aunque es más normal el plural “gafas”». Todo resuelto.

El entuerto en el aula se despejó y todas las respuestas de los alumnos fueron válidas. Pero ¿cómo hacen ellos para referirse al objeto: gafa o gafas? Según la mayoría, utilizan la forma en plural. Los alumnos no sienten que hayan «pillado» al autor del libro, lo explican de otra manera: la lección es que es muy importante la consulta en los diccionarios. «Lo miramos tanto en clase como en casa, en el ordenador. Lo consultamos muchas veces para ver sinónimos y antónimos», dice uno de los escolares.

El caso de gafa los ha llevado a ser más precavidos. Y en la misma página del libro de texto tienen otra duda. «En un apartado pone que elefante es un sustantivo con género epiceno [que designa por igual a individuos de ambos sexos, independientemente del género gramatical del sustantivo], pero existe la palabra elefanta», afirma la maestra. ¿Será la próxima consulta? Ya se pueden preparar en la Real Academia.

«Ya les dije que los libros los hacen personas que también se equivocan»

«Siempre que tenemos una duda, tanto si es mía como de ellos, consultamos el diccionario. Yo tampoco tengo la razón absoluta. Ya les dije que los libros los hacen personas que también se equivocan y por eso se reeditan», afirma Isabel Cid ante sus alumnos, que asienten. La consulta a la RAE la hicieron a través de la cuenta en Twitter de la maestra -ellos no tienen-, pero han decidido crear una conjunta para poder exponer todas las dudas que les surjan en el aula. «Nos quedamos impresionados de la rapidez en responder. Y no solo eso. Nos ha escrito una maestra de Argentina que vio la consulta para felicitarnos y una mujer aprovechó nuestro texto para formular la duda con la palabra tijeras», dice la profesora. Isabel Cid entiende perfectamente que pueda haber alguna errata o error en los libros de texto e indica que en ocasiones los maestros son los que tienen que estar alerta: «Yo me considero una más de la clase».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos
Comentarios

Alumnos de 11 años ven un fallo en un libro de texto y la RAE les da la razón