La evolución de los ejecutivos de Feijoo, crisis a crisis

Juan María Capeáns Garrido
j. Capeáns SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

Los fichajes de Rajoy en el 2012 y el refuerzo de las candidaturas locales forzaron cuatro de los cambios en la Xunta

27 sep 2018 . Actualizado a las 09:00 h.

En los sucesivos ajustes del Gobierno gallego que ha ido promoviendo Feijoo en los diez últimos años han tenido más peso las decisiones relacionadas con el partido que con la propia dinámica de la política autonómica. Aunque en muchos de estos relevos puedan darse ambas circunstancias, solo dos exconselleiros salieron de su equipo -Javier Guerra y Rocío Mosquera- sin otro destino orgánico o institucional. 

4-1-2012

Reducción vía Madrid. Del primer equipo de Feijoo solo siguen Alfonso Rueda y Rosa Quintana. Los primeros cambios vinieron propiciados por la llegada de Mariano Rajoy a la Moncloa, que se llevó a Pilar Farjas y a Marta Fernández Currás a altos cargos ministeriales, y a Samuel Juárez a la Delegación del Gobierno en Galicia. También dejó Cultura Roberto Varela, que se fue de embajador a Uruguay tras sacar adelante el jacobeo 2010. Solo entraron Rocío Mosquera (Sanidade) y Elena Muñoz (Facenda), porque la crisis arreciaba y el presidente acompasó los ajustes presupuestarios a un Ejecutivo de ocho conselleiros. 

 

3-12-2012

Conde, de confianza. Tras conseguir la segunda mayoría absoluta, Alberto Núñez Feijoo envía un mensaje de continuidad haciendo un único cambio, Francisco Conde por el vigués Javier Guerra. El monfortino ya trabajaba en el entorno del presidente y tenía su atención para todo lo que se refiriera a asuntos económicos, una confianza que ha ido creciendo en los últimos seis años, en los que ha ganado competencias sin desarrollar del todo su perfil político, que sigue siendo discreto.