Las tensiones entre gobiernos y oposición marcan la carrera hacia las municipales

La falta de acuerdos ha impedido sacar adelante la mayoría de los proyectos estrella en las ciudades


redacción / la voz

Las ciudades gallegas han comenzado el curso político con la vista puesta en las elecciones municipales del mes de mayo.

Vigo

O Marisquiño, el mayor conflicto. El accidente de O Marisquiño se ha convertido en el mayor conflicto político del tercer mandato del socialista Abel Caballero, el único regidor que gobierna con mayoría absoluta en las siete ciudades. Aunque el Gobierno municipal transmite que no tuvo ninguna responsabilidad en el siniestro, sí da muestras de preocupación, sobre todo por lo que pudo ocurrir. El alcalde será escrutado durante la precampaña por la comisión de investigación creada en el Parlamento, mientras avanza la instrucción judicial. El permanente enfrentamiento con la Xunta ha bloqueado el proyecto estrella de Caballero, que pretende colocar una cinta transportadora automática a lo largo de la Gran Vía. Patrimonio ha paralizado parte del proyecto, pero el regidor está decidido a hacerlo.

a coruña

La renta social, por debajo de las previsiones. El proyecto estrella de la Marea de A Coruña en las elecciones del 2015 fue la renta social municipal, una nueva línea de ayudas para familias en riesgo de pobreza que debía llegar a 3.000 beneficiarios y alcanzar una inversión de un millón de euros. Esas previsiones no se cumplieron. En el 2017 se invirtieron en la renta 400.000 euros, y en la actualidad cuenta con 216 beneficiarios. El otro gran proyecto fue la adquisición de pisos para uso social. Estaba previsto invertir 1,2 millones para comprar dos edificios y 10 apartamentos. Finalmente fueron solo seis pisos. Además, cinco de las seis compras podrían ser anuladas.

ourense

Proyectos básicos estancados. Las tensiones que hay en la corporación pasan por la falta de acuerdos para sacar adelante proyectos de calado para la ciudad, como los presupuestos o llegar a un consenso para el nuevo PXOM. El plan urbanístico y crear el primer hotel balneario de la ciudad fueron propuestas prioritarias del alcalde popular Jesús Vázquez Abad, aunque ambas están lejos de cumplirse. Sí se ha avanzado en el proyecto de la futura estación intermodal. La oposición, con Democracia Ourensana como principal partido, mantiene un frente abierto con el PP, promoviendo cuestiones de confianza e invitando en reiteradas ocasiones al resto de grupos a unirse en una moción de censura.

Test de estrés para los líderes debutantes de En Marea y PSdeG

domingos sampedro

Los comicios locales van a poner a prueba la resistencia del PP y la renovación de los partidos de izquierda

Una vez que Manuel Fraga culminó la sucesión en el PPdeG y se marchó tranquilo al Senado, su sucesor, Núñez Feijoo, tardó solo 15 meses en ser examinado en las urnas. Le fue muy mal. Eran las municipales del 2007, y los populares fueron expulsados del gobierno de las ciudades para ser confinados en Ribeira y Lalín como principales bastiones.

Una prueba de fuego similar es la que aguarda a la vuelta de la esquina -dentro de ocho meses- a los liderazgos renovados de las fuerzas de izquierda, Luís Villares (En Marea), Ana Pontón (BNG) y muy especialmente Gonzalo Caballero, secretario general del PSdeG, que nunca pasó el test de estrés de una cita con las urnas y que tendrá en mayo también un examen a su gestión.

Seguir leyendo

Lugo

Paralización por la escasez de funcionarios. El principal problema en Lugo es la paralización de servicios y proyectos debido a la escasez de funcionarios por falta de reposición. Además, el miedo a repercusiones judiciales hace que cuando hay que tomar decisiones controvertidas se pidan todo tipo de informes y se dilate la decisión. Así, están sin renovar y con prórrogas más de 20 contratos de los principales servicios. El principal proyecto de Lara Méndez era la peatonalización del casco histórico. No avanzó prácticamente nada.

santiago

Ayudas sociales, pero con cifras discretas. En Santiago, Compostela Aberta llegó con la bandera de la limpieza y la transparencia democrática, un listón que habían dejado muy bajo los anteriores alcaldes populares (Conde Roa y Ángel Currás) y que no pudo levantar el popular Agustín Hernández en el último año de mandato. Uno de los objetivos que se marcó el equipo de Martiño Noriega fue mejorar la calidad de vida de los santiagueses más desprotegidos. La creación de ayudas sociales con dinero municipal se activó, pero con cifras muy discretas. La recuperación de servicios públicos es otro desafío del gobierno local, que por una carambola judicial ha logrado hacerse con la gestión de la grúa municipal y la ORA.

Pontevedra

El compostaje, una implantación lenta. Los debates a pie de calle se centran en las deficiencias en la limpieza viaria y en la frágil situación económica, con decenas de locales comerciales cerrados y la ciudad liderando los ránkings de desempleo. En el lado positivo, el reciente artículo de The Guardian declarando a la ciudad como «un paraíso» tiene desbordado al Concello, con decenas de demandas de entrevistas y peticiones de información llegadas de todo el mundo. El gobierno local llega a la recta final del mandato sin haber logrado dar el impulso definitivo a su plan estrella: la implantación de un plan alternativo de tratamiento de los residuos urbanos basado en el compostaje, que se va implantando muy poco a poco.

ferrol

Las remunicipalizaciones, agua de borrajas. La anunciada remunicipalización de servicios que prometía Ferrol en Común se ha quedado en agua de borrajas. Solo lo ha conseguido con el servicio de socorrismo en las playas. Mientras tanto, el servicio de recogida de basuras y limpieza viaria permanece sin contrato desde finales del 2014, porque el nuevo gobierno frenó el concurso que ya tenía avanzado el PP y aún está pendiente el trámite de renuncia al mismo, imprescindible para una nueva licitación. En cuanto al proyecto estrella, la reforma de la plaza de Armas, se ha topado con una fuerte oposición porque incluye la eliminación del párking subterráneo, que se cerró el 31 de agosto. El proyecto tiene todos los permisos y está en licitación.

Con información de Carlos Punzón, Xosé Gago, X. M. Rodríguez, E. G. Souto, Juan Capeáns, Serxio Barral y Carmela López.

Esperando por el PSOE y Ciudadanos

J. C.

Ninguna de las principales ciudades gallegas tiene el cartel completo de las municipales

Los carteles de las ciudades gallegas se van completando, pero ni mucho menos están para enviarlos a las imprentas o para organizar debates a tres, cuatro, cinco o hasta seis representantes con posibilidades de alcanzar representación en las próximas corporaciones. El PSdeG y Ciudadanos son los principales responsables de que los cuadros sigan con interrogantes.

Los de Albert Rivera ya anunciaron hace meses que no tenían ningún interés en apurarse con la elección, y se fijaron el mes de enero como horizonte para poner nombres encima de la mesa. Nunca hubo una justificación oficial para esta estrategia, pero entre los líderes de la formación existe la convicción de que la política actual es una trituradora que puede acabar en cuestión de meses con la reputación de cualquiera, de ahí que prefieran proteger sus apuestas, que no tienen que coincidir precisamente con los actuales portavoces que están haciendo oposición en las urbes. Olga Louzao, que ejerce de líder autonómica y ya está rodada en el concello lucense, es la única que parece tener la foto asegurada. El resto tendrán que pasar por un exigente filtro orgánico que muchos comparan con una auténtica selección de personal.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las tensiones entre gobiernos y oposición marcan la carrera hacia las municipales