Familiares de las dos ourensanas fallecidas en Chile viajan allí para agilizar la repatriación

Las dos mujeres murieron el domingo en un accidente de tráfico


o barco / la voz

Familiares de Rosa D. R. y de su marido, Brais G. D., han viajado hasta Chile para tratar de agilizar la repatriación del cadáver de la mujer, de 32 años, muerta en un accidente de tráfico el pasado domingo. Ya había varios familiares en el país sudamericano, tanto de Rosa como de Francielly L. S., de 24 años y nacionalidad brasileña -que también falleció en el accidente-, porque el sábado la joven se había casado con el hermano de Rosa, que trabaja en Chile. Es Lorenzo D. R., que resultó herido en el accidente, aunque no se teme por su vida. También Brais G. D. precisó asistencia médica en un primer momento.

Las muestras de dolor por la muerte de ambas vecinas del municipio ourensano de A Rúa de Valdeorras no dejan de sucederse, de manera especial en las redes sociales. El propio Brais G. D. ha recibido decenas de comentarios en su perfil de Facebook tras la publicación (el propio domingo) de unas fotos con Rosa. Amigos, familiares y conocidos han querido mostrarle su apoyo en estos momentos, comentarios que él ha ido agradeciendo uno a uno.

Un trámite lento

El proceso de repatriación desde Chile es -según explica el Ministerio de Exteriores en su apartado web dedicado al consulado chileno- «un trámite costoso y complejo por la cantidad de requisitos que requiere la normativa internacional en sanidad y seguridad». Y aunque los trámites tienen algunas diferencias si se trata del traslado de restos mortales o de cenizas, en ambos casos es numeroso el papeleo que hay que hacer en Chile, pero también en España. En todo momento debe constar la información sobre los vuelos para el traslado y el destino de los restos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Familiares de las dos ourensanas fallecidas en Chile viajan allí para agilizar la repatriación